ALMEJAS EN SALSA

Mi maridín y yo hacemos lo que, seguramente hace la mayoría de la gente, sobre todo con esto de la crisis, y es que, en lugar de irnos de tapeo, (que nos encanta, pero que no hay bolsillo que lo resista más de un par de veces al mes), nos pegamos “un homenaje” en casa. Así que los sábados es día de “plaza” , “mercado” o como lo queráis llamar. Nos compramos algún caprichito y nos lo preparamos nosotros (yo me lo guiso, yo me lo como). Algo que no falta casi nunca son unas buenas almejas, que sólamente fritas con ajos ya están para hacerles la “ola”. Pero claro, de t’o se “jarta” una. Así que decidí que en lugar de prepararlas como siempre, debería innovar (uff, qué culta me estoy volviendo) y hacerles otro “mojeteo” distinto. Recordé  que en algún programa de TV las había visto preparar de esta manera…. o parecida y me puse manos a la obra. Y sí. Tienen un “mojeteo” impresionante, digno de una buena barra de pan. Probadlas y ya me dirèis.
Ingredientes:
Unas buenas almejas (según bolsillos pueden ser chirlas, de carril… etc)
1/2 cebolla
1 ajo
perejil
1 cucharadita de harina
1/2 vaso de vino blanco (yo “innové” con un “Ribeiro”)
1 cuch. de pimentón (como mi estómago todavía me lo permite, yo le añadí también un poquito picante)
Preparación:
Picamos la cebolla y el ajo muy finos, que no queremos trozos grandes que nos estorben con el “mojeteo”. Las sofreímos y le añadimos la harina, dándole unas vueltas para que pierda el sabor a crudo. Ponemos el pimentón y antes de que se nos queme le echamos el vino y las almejas. Para que no se te resequen, ya sabes: debes ir sacándolas conforme se van abriendo. Para servir, las espolvoreas con perejil picado. Ah! y no se te olvide la barra de pan. ¡QUE APROVECHE!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.