SOPA DE TOMATE

La pondré antes que que mi madre me cobre derechos de autor a petición de mi “sobri” Cristi. Esta sopa, como ella dice, es la que más sabe a cenas en la piscina en septiembre lluvioso y a “subo a por una sudadera que hace fresquito”. ¡Ah! y a “Pepito, cógete una uvas”, imprescindibles para acompañarlo.

Ingredientes (4 personas):
2 ó 3 ajos (depende del tamaño)
4  cucharadas de aceite
pan troceado en “sopas”
un tomate grande, maduro y jugoso… de los de verano
sal
agua (4 vasos más o menos)

Elaboración:

Freímos las sopas de pan y las apartamos. Majamos el ajo y lo sofreímos, sin que llegue a dorar. Añadimos el tomate rallado y lo freímos. Se le incorpora el agua, el pan y la sal y volvemos a calentar, pero sin que llegue a hervir, porque ya sabemos que “ajo hervío, ajo sabrío”… bueno más o menos. Servir con más pan sopado.

One comment on “SOPA DE TOMATE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.