REVUELTO DE COLLEJAS

Mirad qué bonitas están…
las tienen mis hermanos en  un rincón,  en sus huertos, y están buenísimas. Como tengo permiso para “mangar” las que quiera, de vez en cuando me dejo caer y me “agencio” un puñado. Me gustan así, sencillitas, salteadas con jamón y ajitos, y revueltas con huevo. Ya sé que esta receta es una tontería, pero quería enseñaros esta maravilla de verdura. 

Ingredientes: 
300 gr. de collejas ya hervidas y escurridas
2 huevos
50 gr. de jamón picado (o gambas)
sal
2 dientes de ajo
aceite de oliva virgen extra (aove)
Preparación: 
Laminamos el ajo y lo sofreímos en el aove a fuego medio. Cuando comience a tomar color, incorporamos las collejas escurridas y la sal, y las salteamos unos 10 minutos, removiendo para que se hagan bien.
Echamos el jamón y damos unas vueltas.
Batimos los huevos y  los echamos a las collejas, removiendo para que se mezcle todo.
Cuando haya cuajado (al gusto), emplatamos y servimos. ¡QUE APROVECHE!!

6 comments on “REVUELTO DE COLLEJAS

  1. Carmina,es la primera vez que escucho el nombre de collejas en una comida, igual piensas que soy una ignorante!!! pero es la verdad. Pero de todas maneras este plato tiene una pinta estupenda. Perdona por no saber de que hortaliza o verdura se trata me gustaría que me lo explicaras. Un beso. Lidia

  2. Las collejas son plantas silvestres, pero mi padre se trajo una cepa y la plantó en un rincón de la huerta (ya que no quiere labranza) Son muy suaves y se pueden consumir crudas o guisadas. Yo las salteo sin cocer, ya que se hacen muy rápido. La única pega es que si las coges tú son un poco "lata" prepararlas, ya que los tallos son duros y hay que separar las hojas una a una, pero yo he visto en algunas fruterías y "super" bandejas de collejas ya arregladas, listas para consumir. Ah!! aunque en la foto parezcan altas, son rastreras, lo que pasa es que la cámara la puse a ras del suelo para que se vieran bien. Espero haberte aclarado un poco el tema. Un beso!!!!

  3. Que gracia me ha hecho Carmina,éstas plantas yo si que las conocía.A mi madre le encantan, yo de pequeña iba con ella a cogerlas al campo, cuando íbamos los fines de semana al pueblo, pero aquí no las he visto en ningún super ni en frutería. Hace más de 2 años que no las como, yo las suelo preparar también en una especie de revuelto al que le añado, un chorizo troceado, un pelín de comino y ajo picadito. Estan muy buenas. Me han traido muchos recuerdos de mi infancia.

  4. Pues seguro que también están buenísimas, voy a probarlas. Gracias!! Un beso. Por cierto, que he visto tu blog y me ha gustado. ¡Animo! y ya tienes una seguidora.

  5. Hola Carmina, me ha encantado ver a la humilde colleja en tu recetario, a mi desde chica me encantan y en el pueblo siempre las hemos comido como tú las tienes escritas, pero tenemos un problema en los pueblos, y es que como se crian salvajes, es peligroso cogerlas ya que se utilizan muchos productos de cura y pueden causar intoxicación. Un beso. Manola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.