TARTA BALÓN DE FÚTBOL

Es el cumpleaños de mi hija Carmina, forofa del Barcelona y jugadora de un equipo municipal. Cumple 11 años y como lo de las tartas “barbies” no le van nada estuve buscando una que le pudiera hacer ilusión. Aprovechando la Copa de Europa, decidí hacerle esta tarta que, además está rellena de uno de sus dulces favoritos: Chocolate!!
Tenéis que hacerla: está buenísima pero la presentación es espectacular y os aseguro que los vuestros van a alucinar, sobre todo los niños, tanto que alguna que otra madre me llamó para preguntarme por ella, ya que su hijo se la había descrito con mucha emoción: -“¡Y  no es comprada, mami, la ha hecho su madre!!!”- Por eso voy a ponerla ahora, ya que tengo como 25 recetas sin subir antes de ésta, pero como me la están pidiendo ahí va.
Por cierto, que el mérito es de Malu y su blog Trasteando en mi cocina, donde además de ésta encontraréis una barbaridad de recetas a cual más buena. Gracias Malu.
Ingredientes:
Para las planchas de bizcocho:
8 huevos
200 gr. de azúcar
250 gr. de harina
2 cucharaditas de levadura
30 gr. de cacao en polvo (yo usé el puro de Valor, que es muy concentrado)
3 cucharadas de leche
Para el calado:
1 vaso de agua
1 vaso de azúcar
1 chorrito de coñac (cuidado no vayáis a alcoholizar a las criaturitas!!)
Para la mousse de chocolate:
500 ml. de nata para montar
250 gr. de chocolate para postres
3 claras de huevo
6 hojas de gelatina
150 ml. de leche
50 gr. de azúcar
Preparación:
Bizcocho:
Separamos las claras de las yemas.
Las claras se montan a punto de nieve (con una pizca de sal quedan más firmes)
Las yemas las montamos aparte con el azúcar hasta que quede una crema blanqueada (en TMX 5min/vel.4/37º y después 5min./vel.4/ sin temperatura)
Añadimos las claras a la crema de yemas y mezclamos con movimientos envolventes para que no se bajen mucho.
Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos de la misma forma a la preparación anterior, hasta que esté todo bien integrado.
Dividimos la masa en dos y a una de las partes le añadimos el cacao.
En una bandeja de horno con papel de hornear, echamos una de las preparaciones. Debe quedar como 1 cm. de grosor, y muy uniforme.
Horneamos a 180º unos 8 ó 10 minutos (yo siempre hago la prueba de la aguja)
Hacemos lo mismo con la otra masa, y cuando las tengamos hechas las dejamos enfriar.
Calado:
En un cazo ponemos los ingredientes y reducimos unos 5 minutos. Dejamos enfriar.
Mousse:
Derretimos el chocolate al baño maría o en el microondas (yo lo pongo 40 seg. a 600w y si no está le voy añadiendo unos segundos más. Si quedan algunos trocitos, se terminan de derretir con el calor residual, pero es importante no pasarse, porque si se quema, hay que tirarlo.)
Hidratamos la gelatina en 50 ml. de leche (un 1/4 de vaso, más o menos). El resto de la leche lo calentamos e incorporamos la gelatina hidratada, removiendo bien para que se disuelva. Ésto lo mezclamos con el chocolate derretido y dejamos enfriar un poco.
Montamos las 3 claras de huevo y reservamos.
Montamos la nata con el azúcar y le añadimos el chocolate casi frío para que no baje la nata. Ahora incorporamos las claras con cuidado, con movimientos de abajo hacia arriba, para no perder el aire.
Montaje:
Necesitamos un bol grande con el fondo completamente redondo. Lo cubrimos por dentro con papel film.
Hacemos una plantilla de cartulina o papel de un hexágono de 5 cm. de lado y otra de un pentágono de 5 cm. de lado. Os dejo las plantillas, pero comprobad que os queden de 5 cm de lado, que es importante.
Cortamos 10 hexágonos de bizcocho blanco y 6 pentágonos de bizcocho de chocolate. Con lo que sobre de los pentágonos cortamos una base de la misma medida que el bol, para que nos sirva de tapa. Si no hubiera bastante, se puede “parchear”.
Vamos colocando las piezas como si fuera un puzle (preferiblemente ponemos la parte porsosa, que pega al papel, hacia dentro, para que empape mejor el calado) poniendo primero un pentágono de chocolate en el centro, y sobre él, una fila de hexágonos, otra de pentágonos y terminamos con hexágonos (Si sobresalen del bol, cortar lo que sobre). Eso sí, deben quedar bien unidos, sin huecos, para que no se salga la mousse.
Lo calamos bien con el almíbar. Es muy importante que quede bien calado, porque el bizcocho genovés el ahogaízo. Además al calarse, se “hincha” y se pueden tapar mejor las posibles ranuras que nos hayan quedado.
Volcamos dentro la mousse de chocolate y cubrimos con la tapa o con los recortes que nos hayan quedado, calando ésto tambien.
Dejamos en el frío unas horas (mejor de un día para otro).
Cuando vayamos a servir, sólo tenemos que desmoldarla en una fuente, y saldrá sola, ya que el papel film hará que no se nos pegue al bol.
Mis trucos para ahorrar tiempo:
Lo primero que hago es el almíbar, para que vaya enfriando mientras preparo el resto.
A continuación derrito el chocolate, para que se vaya templando mientras sigo con el resto de preparativos.
Mientras, hago los bizcochos y los recorto (si sacamos la plancha con el papel, con cuidado, de la bandeja del horno, se enfrían en seguida)
Lo último que hago es la mousse, para que el chocolate esté casi frío y no se me baje la nata.
¡QUE APROVECHE!!

12 comments on “TARTA BALÓN DE FÚTBOL

  1. Desde luego trabajo tiene, pero es espectarcualar, no me extraña que les gustara tanto, ademas con ese relleno, que buena. un beso y felicidades a tu cumpleañera.

  2. que tarta tan guapa!!! felicitaciones a tu niña y a ti por semejante obra de arte, y gracias por poner los moldes para que lo podamos hacer en casa. Un beso muy grande!

  3. Te quedó de lujo, muy bonita al igual que tu hija. Me encantó y tengo un par de hijos fánaticos del futbol asi que me me viene perfecta. Gracias por la receta.
    Tita

  4. Si no tienes heladora la nata efectivamente tendría que ser montada, tambien puedes ponerle una clara a punto de nieve y sobre todo remover durante el proceso de congelacion unas cuantas veces.
    Muy chula la tarta, el relleno parece muy rico.
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.