PAQUETES DE SETAS Y GAMBAS

No sé si últimamente habéis estado en restaurantes, bodas, banquetes, etc… Yo no he tenido esa suerte pero sí que he observado cómo los cocineros se afanan en la presentación de sus platos.
Precisamente mi hermano comentaba hoy que había estado en un buffet y que había comido estupendamente, pero que cuando lo recordó en su casa, lo que había comido era platos muy tradicionales con una presentación más cuidada.
A ver si me entendéis: un salmorejo con el jamón crujiente y huevo rallado servido en unos cuenquitos preciosos; un gazpacho servido en vaso de chupito con una mini brocheta de tomatito cherri y una rodajita de pepino adornando el vaso; unas brochetas de palo largo y adornado, con un cuadradito de pan tierno con aceite virgen extra, un trocito de bacalao en salazón y medio rabanito de bola, pinchadas en un pan de pueblo; etc…
Son tapas baratitas pero que se te meten por los ojos y que las elevan de categoria, y que los clientes agradecen. Tengo que decir que en Jaén, la tapa es gratis, así que imaginaros, con los tiempos que corren, lo que tienen que estudiar los restauradores para conseguir clientela fija y que además de un par de cervezas terminen pasando al comedor y consumiendo de carta. Y de nos platos ya ni os cuento: atrás quedó el flamenquín con patatas fritas (que a mí me encanta, por cierto) para convertirlo en un flamenquín casero al roquefort, con patatas panadera y mezclum de lechugas, con reducción de módena y una flor de tomate, todo ello servido en una fuente super grande, que puede ser ovalada, con ondas, cuadrada… y que ocupa media mesa.
Y por supuesto, olvídate de los socorridos congelados. No se te ocurra poner los Colines ni las patatas de acompañamiento congelados, porque corres el riesgo de que te lo tiren a la cabeza.
No nos olvidemos de la comida “casera” o “de la abuela” que tan de moda está actualmente (¿qué comerá la gente en su casa??)
Hay un bar en Jaén, “el Hortelano”, en el barrio de San Ildefonso, que lleva cincuenta años atendiendo su barra. Comenzó como taberna de barrio, donde los hortelanos se bebían sus chatos de vino después de una larga y agotadora jornada, pero en los últimos años se convirtió en una taberna frecuentada por gente “bien”. Sus especialidades son los colines caseros y las ¡patatas fritas con salsa alioli!! Es cierto que son patatas gigantes cortadas a tiras bien largas y gorditas, fritas en sartén  con aceite de oliva del bueno y que le quedan muy “tiesas”, pero ¡siguen siendo patatas fritas!!!!

Bueno, rollos a parte,  mi plato de hoy es otra adaptación, la del típico revuelto de setas y gambas, que he envuelto en pasta brick y que he presentado con unos hilos de reducción de módena… y que ¡estaba buenísimo!!

Ingredientes para cuatro paquetes:
4 obleas de pasta brick
4 cucharadas de aceite
gr. de mezcla de setas (yo las usé de tarro, pero también pueden ser congeladas)
1 puerro grande o dos medianos
1 ajo
100 gr. de gambas peladas (yo las uso enteras y las pelo porque tienen más sabor)
2 huevos
2 cucharadas de salsa de soja
Un chorrito de nata (unos 100 ml.)
sal, pimienta
mantequilla o aceite para pintar los paquetes

Preparación:
Picamos muy fino el ajo.
picamos el puerro y las setas más grandes de la mezcla

Sofreímos el puerro y el ajo en el aceite, y cuando esté transparente añadimos las setas. Las salteamos un par de minutos e incorporamos las gambas peladas.
Batimos los huevos con la nata y salpimentamos. Lo volcamos en la mezcla anterior y dejamos que cuaje un poco.

Cuando esté templado, formamos los paquetes, poniendo unas tres cucharadas en cada uno. Doblamos las obleas como aparece en la foto, plegando los laterales y después enrollando . Para que se pegue bien, pincelamos con agua los bordes y cerramos.
Los pintamos con mantequilla y horneamos a 180º hasta que estén dorados. 
Si lo preferimos, podemos freírlos en lugar de hornearlos.
¡QUE APROVECHE!!

En serio, tenéis que probarlo. ¡Está de muerte!!

20 comments on “PAQUETES DE SETAS Y GAMBAS

  1. Holaaa, pues claro que tengo que probarlo! tiene un aspecto excelente.
    Es verdad que ultimamente cuenta casi más la presentación que lo que realmente es el plato, pero a mi me siguen gustando los platos presentados de forma sencilla porque como tengan muchas florituras o de estos platos grandes con una ínfima cantidad de comida me chafan la velada jajajajaja
    Gracias al blog estoy aprendiendo día a día a presentar los platos con algo más de gracia que lo hacía antes, y me gusta.
    Me ha encantado tu recetita de hoy!
    Un besooo

  2. Carminaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa quéeeee rico!!!!! me encantan todos lo infredientes por separa, pero mucho mucho, y ya si lo juntas tooooodo, qué locura!? Por dónde te voy diciendo mi dire pa que mandas unos cuantas tupper? corre electrónico, facebook, telefono ?

    qué ricooooo de verdad de la buena!!!

    un besazo!

  3. Ya veo que estos paquetitos tiene que estar para hacerte una reverencia, qué ricos…Un diez!!!
    Tienes toda la razón. Qué malabares tendrán que hacer los restauradores para dar tapas de calidad gratis…En Murcia gratis ni los buenos días…Qué pena!!!

  4. Pues a ti te ha quedado una presentación de auténtico lujo… me encantan esos paquetitos, y el relleno ni te cuento.
    Sí que tiene que estar complicado lo de dar tapas gratis en condiciones, tal y como anda la cosa…
    Un besote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *