FRESAS MACERADAS EN AOVE CON CHANTILLY Y GALLETA CRUJIENTE

Seguramente os estaréis preguntando: 
-“¿Fresas con aceite??”
Pues sí, y no os debe extrañar, ya que se trata de una fruta ácida que, como la naranja o el kiwi, marida muy bien con el aove.
En mi experiencia con AOVESOL donde pude degustar muchas clases de aove’s, conocí el de Hacienda Guzmán Reserva Familiar, que me llamó la atención por ser 100% variedad manzanilla, variedad que yo pensaba que sólo se utilizaba para mesa.


Y me resultó realmente exquisito, ya que es un frutado alto, de aceituna verde con un fuerte olor a hierba recién cortada, (en serio, es como si acabárais de pasar el cortacésped). Es muy equilibrado en cuanto al picor y el amargor, suave y con un toque a frutos secos que lo hace increíblemente rico. Se recolecta muy pronto, entre Septiembre y Octubre, por lo que se necesita mucha aceituna para conseguir un litro de aceite (su rendimiento está en torno al 13/15%, es decir, de 100 kg. de aceituna salen unos 13/15 kg. de aceite) pero merece la pena, porque su calidad es excepcional. 
Por cierto, que si os gusta el Oleoturismo, podéis visitar esta hacienda con más de seis siglos de antigüedad, de donde Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, exportaba aceite a las Américas. Imaginaos la historia, si esos olivos hablaran…



Este aove nada más probarlo, lo imaginé en algún postre, y se me vino a la cabeza éste que le ví hacer a Bruno Oteiza, y que tenía ganas de probar.
Os aseguro que la mezcla es explosiva: sólo os digo que entre prueba y prueba, casi no me quedan fresas para montar las copas!!
Las fresas maceradas, sueltan mucho jugo, y el aove les da una suavidad y un sabor a hierba y almendra buenísimo. El chantilly se te funde en la boca, mezclándose con el ácido de la fresa y al final, el toque de frutos secos caramelizados, te aporta una textura crujiente maravillosa. ¿No se os hace la boca agua??

Ingredientes:
Para la galleta crujiente:
200 gr. de frutos secos: avellanas, nueces, pistachos….
300 gr. de azúcar
4 cucharadas de agua

Para las fresas maceradas:
1/2 kg. de fresas
1 pizca de sal
60 gr. de azúcar
2 cucharadas de ron o Cointreau
un buen choro de aove Hacienda Guzmán, Reserva Familiar

Para el chantilly:
300 gr. de nata para montar (con más del 35% de MG)
50 gr. de azúcar
2 cucharadas de extracto de vainilla
2 cucharadas de ron o Cointreau

Preparación:
Para la galleta crujiente, ponemos el agua con el azúcar en un cazo, y cuando empiece a coger color, echamos los frutos secos muy picados. Removemos hasta que queden con un color dorado, y volcamo sobre un mármol o sobre un tapete de silicona.
Ponemos otra silicona encima y vamos aplastando con un rodillo para que quede bien fino. Dejamos enfriar.

Para las fresas, las lavamos y cortamos en trocitos. Las ponemos en un bol con la sal, el azúcar, el ron y el aove, y dejamos macerar por lo menos 1/2 hora, para que suelte su jugo.
Montamos la nata con el azúcar y añadimos el ron y la vainilla.

Para montar la copa: Ponemos en el fondo las fresas con un poco de jugo.
Con una manga pastelera vamos cubriéndolas con el chantilly.
Las regamos con unos hilos del jugo de maceración de las fresas, y finalmente, adornamos con trocitos de galletas crujientes de frutos secos.
¡QUE APROVECHE!!

18 comments on “FRESAS MACERADAS EN AOVE CON CHANTILLY Y GALLETA CRUJIENTE

  1. Que buena pinta tienen estas fresas maceradas en aceite. Me ha llamado la atención pero la verdad es que tienen que estar deliciosas. Te ha quedado una copa por todo lo alto.
    Un besooo

  2. Madre mia menuda pintaza tiene esta copa!! esta de lujo, para un dia festivo como el de hoy ideal para celebrarlo!! que color y seguro que sabor no le falta…Besss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.