PATATAS GRATINADAS CON MARISCO Y PIMIENTOS




Muchas veces entramos a la cocina sin tener ni idea de lo que vamos a preparar y vamos tomando ingredientes de aquí y allá sin saber el resultado hasta que el plato está totalmente montado.
Es lo que me ocurrió con este gratinado, que comenzó siendo una tortilla de patatas con pimientos y terminó resultando un delicioso pastel gratinado.
¿Que cómo fui cambiando? Ni idea. Simplemente tenía unos gambones y unos mejillones, y ne dije: -“¿y si se los hecho a la tortilla? ¿Y voy a tirar las cáscaras de los gambones? No! voy a hacer un fondo con ellas.. Y si hago una velouté y gratino la tortilla? y si en lugar de tortilla lo hago como un pastel???… 
El caso es que a lo tonto cambié el proceso y me salió un plato muy rico y fácil, y lo mejor: en casa gustó mucho, así que no será la última vez que lo prepare.
Por cierto, ¿os dije que gané un concurso de Bajamar y Mamía? Pues le puse los pimientos en tiras que me enviaron y unas puntas de espárragos y quedó muy jugosa y rica… y más fácil aún de preparar. 

INGREDIENTES:
3 patatas medianas
50 ml. de AOVE
50 ml. de agua
Un bote de Pimientos en tiras Bajamar
1/2 cebolla
8 gambones
8 mejillones
sal, pimienta
hierbas aromáticas (yo le puse eneldo porque me gusta con el marisco)
Unas puntas de espárragos para adornar

Para la velouté de marisco:
Las cabezas de los gambones 
1/2 vasito de coñac
4 cucharadas de AOVE
1 cucharada de harina
sal, pimienta y nuez moscada.

PREPARACIÓN:
Abrimos los mejillones a vapor y sacamos la carne.
Pelamos los gambones y ponemos las cabezas junto con la cucharada de aove en un cazo. Mientras se van dorando, vamos machacándolas para que suelten todo el jugo. Añadimos el coñac y reducimos (si somos valientes, las flambeamos).
Añadimos 100 ml. de agua y dejamos cocer unos 3 minutos (no deben hervir mucho porque amargan). Colamos y reservamos.
Mientras, en una sartén ponemos las otras 3 cucharadas de aove y cuando esté caliente, añadimos la harina. Damos unas vueltas y antes que empiece a tostarse, vamos añadiendo el caldo de las cabezas, poco a poco, hasta que tengamos una velouté cremosa pero no demasiado espesa. Salpimentamos y echamos una pizca de nuez moscada. Reservamos cubierta con film para que no se reseque la capa de arriba.
Pelamos las patatas y cortamos en rodajas finas (a lo pobre).
Cortamos la cebolla finamente.
En una sartén, ponemos 50 ml. de aove y echamos la cebolla, pochándola a fuego medio. Cuando esté transparente, añadimos las patatas y 50 ml. de agua. Tapamos y dejamos cocer, removiendo de vez en cuando hasta que estén blanditas. Salpimentamos y añadimos los pimientos en tiras.

Damos unas vueltas y las pasamos a una fuente de horno. Sobre ellas colocamos las colas de los gambones y los mejillones. Cubrimos con la velouté, adornamos con unas puntas de espárragos  y gratinamos a 200º unos 5 minutos. ¡QUE APROVECHE!!

11 comments on “PATATAS GRATINADAS CON MARISCO Y PIMIENTOS

  1. Hay que ver qué cabeza mas pensante tienes chiquilla, menuda improvisación !
    Me encantaaaaaa !!!!
    Desdeluego estas comidas hechas sobre la marcha al final se convierten en manjares estupendos para disfrutar !!!
    Besinos guapa.

  2. Que pinta tan maravillosa!!
    Me encanta tu recetas, bueno así en negral me encantan tus recetas, ya lo sabes.
    Espero que estés bien, que últimamente no tengo tanto tiempo como me gustaría para pasar a visitaros siempre que me gustaría.
    Un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.