HELADO DE MORAS



Cuando vi este helado en el blog de Chelo, Cogollos de Agua, ya supe que lo iba a hacer. Y si encima ves que las zarzas que pegan al caz de la huerta, están rebosantes de moras, ya no se puede pedir más.

Pegué un salto de la tumbona y fui a por ellas… demasiado rápido, porque su mecanismo de defensa hizo que viniera con una fuente llena de moras y las piernas y brazos llenas de arañazos…. 
Pero el resultado merece la pena. Es tan fácil, tan fácil, que no tienes excusa para no hacerlo, y sí: puedes cambiar la mermelada de moras por la que más te guste! (estoy pensando que las chumberas se van partir de tantos higos chumbos como tienen…)
Por cierto, que aunque salió bastante mermelada… no tuve para hacer otra vez, porque como la hice en el campo, todos iban “probando”…. y casi tengo que comprar la mermelada para hacerlo.


Ingredientes:
750 ml. de yogurt griego
250 gr. de mermelada de moras (la mía era casera)
3 cucharadas de miel (saldrá más cremoso y cristalizará menos)
Preparación:
Mezclamos la miel con la mermelada y la incorporamos al yogurt, procurando que quede bien mezclado. ¡Ya está!!
Ahora sólo tenemos que enmantecarlo en nuestra heladera, si la tenemos, o meterla en el congelador y removerla cada media hora o 45 minutos, para que no cristalice. Más fácil imposible, ¿verdad? ¡QUE APROVECHE!!
Mira qué color, que cremosidad, qué ricura!! y si pudieras probarlo: dulce, pero con la acidez que dan las moras silvestres… ¡Una locura!!

9 comments on “HELADO DE MORAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.