FLAN DE ACEITE DE OLIVA

 

Más de uno estará pensando:
-“A la loca de los aove’s se le ha ido la pinza. ¿Un flan con aceite???”
Pues sí, y además lo he hecho varias veces porque es suave, cremoso, con un toque anisado. El aove lo hace untuoso y se funde en el paladar. Así que, antes de llamarme loca, prueba a hacerlo, porque te vas a sorprender.
¿Qué aove utilizar? Hace pocos años seguramente aconsejaría un Arbequina, que es de los más suaves y aptos para dulces, pero hoy se consiguen unos picuales, sobre todo los de cosecha temprana, que que tienen el amargor y el picor tan suaves y equilibrados que maridan de maravilla con cualquier plato de repostería. Algunos incluso son dulces al paladar, con toques de almendra o plátano, lo que nos viene de maravilla para según qué platos. 
Además, en estos días estamos viendo en las RRSS cómo distintas almazaras comienzan su recolección y se ven los primeros aoves con aceituna verde. 

 

Imágemes cedidas por Tomiko Tanaka

Éstas concretamente, son de Supremo. Mirad el color… ¿os imagináis el olor frutado alto, a hierba verde, a tomatera, a almendra verde… y tiene que tener un sabor… dulce, fresco, suavemente amargo y picante, a almendras y plátano…. En serio, en cualquier momento me planto en la fábrica para probarlo!!!

 

Imagen cedida por Tomiko Tanaka



Mientras tanto, haremos boca con este delicioso flan que, en serio, tenéis que probar porque está rico de verdad.


 

 

Ingredientes:
¾ de
litro de leche
½ vaso
de A.O.V.E. (yo he usado Supremo)
1
cucharada de matalahúga (anís verde)
1 rama
de canela
La
cáscara de un limón
150 gr.
De azúcar
8
huevos “M”
Caramelo
líquido para los moldes
Preparación:
En un cazo,
calentamos el aceite a unos 90º y lo infusionamos con el anís verde. Lo dejamos enfriar.
En otro
cazo, ponemos la leche con el azúcar, la canela y la cáscara de limón, y cuando
rompa a hervir, lo apartamos, dejando que se infusione hasta que enfríe.
Echamos
el caramelo líquido en los moldes.
Batimos
los huevos y le añadimos la leche y el aceite colados, y cuando estén bien
integrados, lo vaciamos en los moldes caramelizados.
Lo
metemos al horno, al baño María, unos 50 min., si es un molde grande, o 35 min. si son moldes individuales, comprobando con un palillo que estén cuajados.
Cuando
estén fríos, los metemos en el frigorífico unas horas.
Desmoldamos
y servimos.
Una sugerencia:  acompañado por unos frutos rojos y unos hilos de ganache de
chocolate al aceite de oliva está mas “Supremo” todavía…

 

13 comments on “FLAN DE ACEITE DE OLIVA

  1. Yo no se como sabrá, porque esta receta no la he probado. Pero la foto me invita a meter cuchara, siempre me han gustado los flanes que salen "ojerosos" como dice mi madre a estos que no les sale el corte tan liso.
    Feliz fin de semana

  2. Buenas. Es un auténtico crimen, además de innecesario, desahumar un AOVE como Supremo o cualquiera de características similares. Reconozco que es una práctica culinaria que hemos heredado de abuelas y madres y que ellas (mi madre, ya no) siguen realizando. Desahumar el aceite tenía su razón de ser hace 20, 30, 40 años… cuando los aceites tenían "sabor", defectos: rancios, atrojaos, avinaos, húmedos. Puede pasar a día de hoy pero, con las mismas, te vas con el aceite y lo devuelves. La nariz te dice el estado de ese aceite. Estamos hablando de AOVEs premium. Cada paso por el calor les resta parte de sus principios minoritarios… No los tortures desahumándolos, que no hace falta y les restas sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.