TARTA DE CALABAZA Y PIÑONES

Ayer asistimos expectantes a la entrega de estrellas Michelín, aún sabiendo más o menos cómo iba a desarrollarse. 

Es cierto que la Guía Michelín es un gran referente gastronómico, sobre todo en alta restauración. (A todos nos gustaría visitar los restaurantes galardonados, aunque económicamente suponga un desembolso importante para nuestros bolsillos). Incluso se ha comentado por las RRSS que egoístamente es mejor que a nuestro restaurante favorito no le hayan dado ninguna, por el temor a que los precios se disparen, aunque bien es cierto que no siempre es así.


Tampoco creo que una estrella sea la panacea para el restaurante en sí; no le garantiza reservas masivas ni colas de espera para acceder a él, aunque sí que el cocinero galardonado aumenta exponencialmente su prestigio.


Además, no sé vosotros, pero cuando viajo, suelo pedir información en otras “guías” donde los “expertos” son los propios clientes, como Tripp Advisor, páginas locales, como Jaén Gastronómico, incluso el grupo de Facebok “Cronistas de barra”, donde además puedo comentar mi experiencia con el resto del personal.


Y por supuesto, nadie puede negar que las propias RRSS se están convirtiendo en una gran guía turística y gastronómica, donde cientos de clientes satisfechos (o no) opinan sobre sus experiencias gastronómicas, sean o no acertadas. 
Sólo tienes que dejar caer la pregunta de la ciudad donde quieres comer y te llegarán muchas opciones con más o menos objetividad.


Claro, que siempre están los grandes “gastrónomos” que se mofan de las opiniones de los paladares “incultos”, olvidando que entendidos o no, estos paladares también pagan sus cuentas y por tanto son clientes que ocupan las mesas diariamente.


Personalmente, yo prefiero que sean los propios comensales quienes me den su opinión y me aconsejen a la hora de elegir restaurante, si bien una estrella Michelín también entra en mis preferencias… aunque sea muy de vez en cuando.


¿Opináis lo mismo? ¿Qué guía gastronómica eliges cuando viajas o sales a comer fuera?


Mientras lo pensáis, os invito a un trocito de esta rica tarta de calabaza que vi en el blog de Cuinant y que no podéis dejar pasar.



Ingredientes:

1 lámina de masa quebrada
400 gr.de calabaza asada
125 gr. de azúcar glass
125 gr. de almendra molida
1 cucharadita de canela molida
4 huevos y una clara
1 pizca de sal
100 gr. de piñones
25 gr. de azúcar glass

Preparación:
Forramos un molde desmontable con masa quebrada. Yo aconsejo que dejemos el papel donde viene envuelta, debajo de la masa, para que se desprenda con facilidad y no tengamos que engrasarlo.
Tostamos los piñones en una sartén, sin aceite, y los reservamos.
Separamos las yemas de las claras y las batimos con la mitad del azúcar hasta que blanqueen. 
Añadimos la calabaza asada y triturada, junto con la almendra molida y la canela. Mezclamos bien.
Montamos las  claras con el resto del azúcar glass y una pizca de sal, y vamos incorporando poco a poco la mezcla de la calabaza, con movimientos envolventes para que no se bajen las claras demasiado.

Con Thermomix:
Ponemos la mariposa y montamos las claras con la sal y el azúcar, programando 5 min./37º/vel.3/2 y reservamos en un bol grande.
Sin lavar el vaso, echamos las yemas con el azúcar y programamos 2 min/vel.3 y 1/2.
Incorporamos la calabaza asada, la almendra molida y la canela y trituramos 1 minuto/vel.3.
Vamos volcando la mezcla sobre las claras montadas, con cuidado y con movimientos envolventes.

Volcamos la mezcla sobre el molde que teníamos forrado con la masa quebrada y alisamos la superficie. Sobre ella, ponemos los piñones tostados, y el resto de azúcar glass.
Horneamos 40 minutos a 180º aproximadamente, calor arriba y abajo y sin aire, hasta que esté dorada. Comprobamos con una aguja que esté bien cocida y dejamos enfriar. ¡QUE APROVECHE!!

4 comments on “TARTA DE CALABAZA Y PIÑONES

  1. Yo, como tú, creo que la mejor guía gastronómica es el boca a boca. Por mucha estrella, o guía en la que salga, lo que realmente importa es la experiencia de la gente, y para eso nada mejor que poder pedir consejo directamente. De todas formas, como en todo, el gusto culinario es subjetivo, pero vamos, que mucha gente que dice que algo es bueno, no puede estar equivocada 🙂
    Yo de momento me quedo con esta tarta de calabaza y piñones… riquísima!!!
    besos

  2. Pues empezamos: Tripp advisor la consulto siempre, el tenedor también y si ya hablamos de hoteles también miro en booking, aunque de quien más me suelo fiar es de mis amigos, jeje. Yo también prefiero la opinión de los comensales que de los gurús, me fio más de ellos y no se dejan engañar por el humo.
    La tarta que quieres que te diga, antes de comentar por si luego no me daba tiempo, he impreso la receta 😉

    Bss

    Elena

  3. Con mi problema de salud suelo mirar de todo para ver múltiples opiniones, aunque suelo ir mucho a los sitios que me recomiendan. Vamos, gana, casi siempre, el boca a boca. 😀
    La tarta me ha encantado, tiene que estar buenísima! Me gusta la combinación con los piñones!
    Besos y feliz semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.