BRAZO DE NATA CON FRESAS Y CHOCOAOVE

Todos los años en esta época hago varias tartas con fresas, bien la Tarta de fresas con nata, la Tarta de fresas y chocolateBagatelle de fresasTarta de fresas, chocolate y mascarpone con aove…. y este año la he vuelto a hacer pero en versión brazo de gitano, pero con el mismo resultado: no quedan ni las migas. 
Claro, que juego con ventaja, porque la mezcla de nata-fresas-chocolate es éxito seguro, así que si quieres que te hagan la “ola” y te saquen a hombros por la puerta grande, ni lo dudes. Ponte manos a la obra, que no es complicada y sí muy agradecida.

Ingredientes:

Plancha de bizcocho:

4 huevos
120 gr. de azúcar
1 pizca de sal
120 gr. de harina

Relleno:

500 ml. de nata para montar (procura que tenga más del 35% de materia grasa)
500 gr. de fresas

Ganaché de chocoaove

100 gr. de chocolate de cobertura
70 gr. de nata líquida
50 gr. de AOVEFresas para adornar.

Preparación:

Tradicional
Separas las yemas de las claras. Bates las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y doblen su volúmen.
Añades la harina tamizada y la pizca de sal y mezclas bien.
Montas las claras a punto de nieve fuerte, y con mucho cuidado y con movimientos envolventes, vas añadiendo la mezcla de las yemas, hasta que estén bien integradas y no tengan grumos. Tiene que quedar una masa espumosa.

Con Thermomix:

Pones la mariposa en las cuchilla y viertes en el vaso el azúcar y los huevos. Programas 6 min. 37º, vel. 3 1/2. Quita la temperatura y programa 6 min. más a la misma velocidad. Añade la harina y la sal y programa 10 seg. vel. 2 1/2. Termina de envolver delicadamente con la espátula.
Precalienta el horno a 180º.

Forra la bandeja del horno con papel de hornear y vierte la masa, alisando la superficie con una espátula para que quede lo más uniforme posible.
Hornea a 160º unos 8 minutos, sin aire, calor arriba y abajo. ¡Ojo! vigila que no se dore demasiado porque se hace en seguida.
Cuando esté hecho, lo sacas y lo pones boca abajo sobre un paño húmedo (cuidado, que quema), y lo vas enrollando junto con el paño, a la vez que le vas despegando el papel de cocina. La humedad del paño hará que no se rompa y adquiera más elasticidad.
Mientras se enfría, prepara el relleno, montando la nata con el azúcar y picando las fresas en trocitos pequeños.
Desenrolla el bizcocho con cuidado que no se parta, y cubre con una buena capa de nata montada. Sobre ésta, pon las fresas troceadas.
Ahora, vuelve a enrollar, ayudándote del paño de nuevo, para apretarlo y que no se quede hueco por dentro. Corta los extremos, para que quede más bonito. Si tienes suerte de estar sola, te los podrás comer sin que nadie te pida que repartas.
Prepara el ganaché, calentando el chocolate con la nata y el aceite de oliva virgen extra, bien al baño maría o en el microondas, a potencia media y en golpes de 40 segundos. Lo mezclas muy bien y cubres el pastel
La decoración es a tu gusto. Yo le puse un poco de chocolate fundido de manera que cayeran chorritos. Partí fresas por la mitad a lo largo, y las mojé en el chocolate para ir colocándolas encima y que no se cayeran. ¡QUE APROVECHE!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *