PATATAS RELLENAS DE CARNE

Patatas rellenas de carne
Patatas rellenas de carne

 

Esta receta va dedicada a mis hijas, que se me están haciendo mayores y pronto volarán del nido. Como ya te he contado alguna vez, ellas se meten en la cocina de vez en cuando y hacen de las suyas (y se les da bastante bien, por cierto) pero me están pidiendo que suba recetas fáciles para cuando se vayan a estudiar fuera.
Estas patatas me las hacía mi madre cuando era pequeña y para mí era una fiesta porque me dejaba “pringarme” y ayudarla, y esos ratos con ella en la cocina son de mis mejores recuerdos.

Pero hace poco me viene mi hija mayor con una bolsa de patatas rellenas de carne congeladas del supermercado.
A ver, no voy a decir que en mi casa no entre nada congelado, pero estas patatas me clavaron una espina, no sólo por el hecho de que comprara comida precocinada, sino porque hay muchísima diferencia entre las que tú haces y las que compras, y que me perdonen los fabricantes, pero es así.
Así que las metí en la cocina y las puse a trabajar. Ya puestas, hicimos bastante cantidad, para poder congelar algunas, pero ya os digo que volaron.

 

Patatas rellenas de carne
Y mientras formaban estas patatas rellenas de carne, iban pensando en otros posibles rellenos: atún con tomate, jamón y queso, merluza y gambas (éste es mío) y así, todo lo que se les ocurrió.
Pasamos un rato maravilloso, que recordaré cuando se vayan y espero que, de vez en cuando, les venga a la memoria con el mismo cariño que el que yo tengo de mi madre.

 

Patatas rellenas de carne

 

Ingredientes: 

Para el relleno:

  • 250gr. de carne picada de cerdo y pollo
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (aove)
  • 30 ml. de vino blanco
  • 200gr. de salsa de tomate casera
  • sal, pimienta, tomilo y albahaca

Para las patatas:

  • 1 kg. de patatas para cocer
  • queso rallado (semi curado)
  • harina, huevo y pan rallado para rebozar
  • aceite de oliva virgen extra, picual o cornicabra, para freír  (recuerda, picual o cornicabra, que te saldrán más crujientes por fuera y absorberán menos grasa)

Preparación:

Haces el sofrito del relleno:
Para ello picas la cebolla, pimientos y ajo muy finos y los sofríes a fuego medio con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando la cebolla esté transparente, añades la carne y subes el fuego, para que se se haga sin soltar mucha agua.
Una vez que veas que ya está casi hecha, le incorporas el vino blanco, sal, pimienta, tomillo y albahaca (o las hierbas que tú prefieras) y dejas reducir.
Ahora sólo tienes que ponerle la salsa de tomate casera. Dejas un par de minutos para que se integre y apartas del fuego. Dejas enfriar.
Mientras, pones a cocer las patatas enteras y limpias, hasta que estén bien tiernas (eso lo compruebas con un palo de brocheta o un cuchillo).
Las pelas y las pasas por el pasapurés o chino. Ésto se hace mejor con la patata caliente. Salpimentas y le añades el queso rallado, que mezclarás muy bien.
Ahora viene la parte divertida, por lo menos la que le gusta a mis hijas: Tomas porciones de puré, formas bolitas y le haces un agujero grande para meterle dentro una cucharadita de relleno. La cierras y la pasas por harina, huevo y pan rallado.
En un cazo con aove, las vas friendo a fuego fuerte (si está flojo se te pueden abrir). Las escurres en papel absorbente y las sirves en seguida con salsa brava y mahonesa de ajo (prueba a hacerla con aove de variedad arbequina o royal, es una delicia!). ¡QUE APROVECHE!!

 
Patatas rellenas de carne
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *