CONEJO AL AJILLO

Esta es de esos platos recurrentes que haces en 20 minutos mientras pelas y fríes las patatas del acompañamiento, pero que hace que los vecinos se asomen al patio de luces para ver de dónde viene ese rico olor. 

Viene acompañado de pan. Mucho pan. Porque lo mejor del plato no es la carne… ¡es la salsa!

Puedes acerlo con la carne que más te guste: pollo, conejo, cordero… lo único que cambia el el tiempo de cocción. 
Cuando la hagas, ya me dirás qué te ha parecido y si te faltó pan… ¡QUE APROVECHE!!

Ingredientes:

  • 1 conejo troceado
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra (aove), de variedad picual o cornicabra
  • 5 dientes de ajo
  • Unas ramitas de perejil
  • 1 vaso de un buen vino blanco
  • unas hebras de azafrán
  • romero, tomillo, laurel
  • sal y pimienta

Preparación:

  • En una sartén con el aove, fríe el conejo hasta que empiece a dorarse.
  • Maja en un mortero los ajos con el perejil y unos granos de sal.
  • En el centro de la sartén, haz un hueco para echar el majado y las hebras de azafrán, y sofríe un poco, pero que no llegue a dorarse.  Si te gusta con más color, puedes poner un poco de colorante.
  • Añade el vino y las hierbas aromáticas y deja reducir a fuego lento removiendo de vez en cuando para que se haga por todos lados.
  • Te tiene que quedar prácticamente en el aceite, sin apenas líquido, pero si vieras que el conejo no está tierno, puedes añadir un poco de agua y dejar reducir otra vez.
  • Sirve acompañado de mucho pan… ¡pero mucho pan! porque ese “aceitillo” que queda es el mojeteo más rico que vas a probar en tu vida! ¡QUE APROVECHE!!

4 comments on “CONEJO AL AJILLO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.