TARTA DE MOUSSE DE CHOCOLATE Y PROFITEROLES

¡Walaaaa!!! Esta es la expresión que todo el mundo  hace cuando ve aparecer esta tarta. Y es que no es para menos, porque sólo ver los profiterores de nata cubiertos de chcolate sobre ella ya hacen que tus manos empiecen a abrirse y cerrarse por la ansiedad de atrapar uno de ellos.
Pero cuando cortas esa ligera mousse de chocolate y aparecen en el corte el resto de bocaditos blancos, las pupilas se dilatan, comienzas a sudar y tu corazón comienza a palpitar peligrosamente… ¡Tienes que tomar un trozo… y si en lugar del plato, tomas la bandeja, mejor!


Ingredientes para un molde de 26 cm: 


  • 400 gr. de nata para montar
  • Una tableta de chocolate para postres
  • 3 claras
  • 100 gr de leche, más 50 gr para ablandar la gelatina
  • 1 sobre o 6 hojas de gelatina en polvo 
  • 50 gr de azúcar
  • una pizca de sal
  • cacao en polvo para espolvorear sobre la tarta
  • 30 profiteroles rellenos de nata (yo los compré congelados)
  • 100 gr de chocolate para fundir, para cubrir los profiteroles

Preparación:

  1. En los 50 gr de leche, remoja las hojas o el sobre de gelatina.
  1. Funde el chocolate en el microondas, a golpes de 40 segundos a 600 w. para que no se queme. Si vieras que quedan trocitos, remueve y deja que se deshagan con el calor residual.
  1. Calienta los 100 gr. de leche restantes y disuelve en ella la gelatina ablandada.
  1. Mezcla el chocolate con la leche y la gelatina, hasta que queden bien integrados, y deja que enfríe.
  1. Monta la nata y reserva en el frigorífico.
  1. Monta las claras bien firmes, con 50 gr. de azúcar y una pizca de sal.
  1. Cuando el chocolate esté casi frío, ve añadiéndolo a la nata poco a poco, mezclando despacio y procurando que se mezcle bien.
  1. Ahora, añade las claras montadas con movimientos envolventes. Intenta que no se bajen mucho, para que la mousse quede lo más aireada posible.
  1. En un molde desmontable, cubre el fondo con la base que hayas elegido para la tarta: de galletas, de bizcocho, de soletillas… Si eliges la de bizcocho, te aconsejo que la cales un poco con un almíbar mitad agua y azúcar (bueno, vale, y un chorrito de licor…) para que quede más jugoso.
  1. Vierte un poco de mousse de chocolate, como un dedo de grosor.
  1. Pon una capa de profiteroles de nata. No los pegues demasiado al borde de la tarta, para que puedas rellenarlo con la mousse y no se vean al desmoldarla, como me pasó a mí (yo también aprendo de mis errores…)
  1. Ahora, cubre con la mousse toda la tarta. Como es muy densa, puede que se quede alguna burbuja de aire, así que sin miedo, dale unos golpes en la encimera hasta que salgan las burbujas y te asegures que ha quedado bien rellena de mouse.
  1. Deja unas dos o tres horas en el frigorífico para que se cuaje bien.
  1. Cuando esté bien firme, desmolda y con un colador, espolvorea la superficie con cacao en polvo.
  1. Funde los 100 gr. de chocolate, y moja la base y la tapa de cada uno de los profiteroles y colócalos sobre la tarta.
  1. Si no la vas a servir todavía, coloca un perro de presa junto al frigorífico para que nadie te robe los profiteroles de la tarta, porque el que la vea se sentirá muy tentado a hacerlo….¡QUE APROVECHE!!

3 comments on “TARTA DE MOUSSE DE CHOCOLATE Y PROFITEROLES

  1. Esto no se hace con los chocoadictos como yo!!!!!!, a mi carpeta de pendientes ha ido derechita, el chocolate me pierde y los profiteroles también. Me queda alguna excusa para no prepararla??? Ja,ja,ja… una pasada como siempre Carmina,
    Un beso, guapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.