BUÑUELOS DE VIENTO

Ya estamos cerca del Dia de los Santos; ya empiezan las confiterías a llenar sus vitrinas de gachas, batatas y calabazas asadas, buñuelos, huesos de santo…mmm!! qué espectáculo para la vista.. y el gusto!
Y no es que tenga nada en contra de las pastelerías, pero probad a hacerlos vosotros mismos. Es una gozada preparar la masa y sobre todo, freírlos: Ver cómo empiezan a inflarse y de repente, ¡zas! se voltean ellos solitos. Y ¿qué me decís de los rellenos? Esa crema pastelera casera, esa crema de chocolate, la de calabaza o batata, la de café o trufa…mmm!!! Morder un buñuelo y que este delicioso relleno explote en la boca y chorree por nuestra mano… ufff!! 
Así que este año, meteros en la cocina y probad esta experiencia sensual, porque merece la pena!


Ingredientes: (50 unidades aproximadamente)

  • 250g, agua
  • 50g. de mantequilla
  • 50g. de manteca de cerdo
  • 1 pizca de sal
  • 5g. de levadura en polvo (una cucharadita)
  • 170g. de harina
  • La ralladura de media naranja o limón
  • 4 huevos grandes
  • aceite de oliva virgen extra, para freír
  • los rellenos elegidos
  • azúcar glass para espolvorear

Preparación:
Con Thermomix

  • Rallamos la piel de la naranja o limón 4 seg/vel.5-10
  • Ponemos en el vaso el agua, la mantequilla, la manteca y la sal y programamos 8min./100º/vel.4
  • Añadimos la levadura y la harina, de golpe y programamos 15 seg/vel.4
  • Retiramos el vaso de la máquina y dejamos unos cinco minutos que se enfríe.
  • Lo volvemos a colocar y a velocidad 4 vamos añadiendo los huevos uno a uno, de manera que cuando se ha integrado uno, echamos el siguiente.

Tradicional:

  • Calentamos el agua, con la mantequilla, la manteca y la sal y cuando empieza a hervir la apartamos del fuego y añadimos de golpe la harina con la levadura y la ralladura.
  • Mezclamos bien, y cuando enfríe un poco, vamos añadiendo los huevos uno a uno, no añadiendo el siguiente hasta que el primero esté bien incorporado.

  • En abundante aceite de oliva virgen extra*, a temperatura media, vamos echando pequeñas bolitas con una cuchara, teniendo en cuenta que van a doblar su volúmen. Veremos cómo casi de manera mágica empiezan a subir y a darse ellos solos la vuelta.
  • Cuando están dorados, los sacamos sobre papel absorbente y los rellenamos como más nos guste: chocolate, nata, trufa, calabaza, batata, cabello de ángel, crema…mmmm!!!
  • Y ya sólo queda espolvorearlos con azúcar glass y disfrutar de ellos!! ¡QUE APROVECHE!!


* Recomiendo aceite de oliva virgen extra para freírlos, sobre todo picual o cornicabra, ya que se degrada menos y forma una película alrededor del alimento que impide que se absorba más que el resto de los aceites. Saldrán más crujientes y menos aceitosos.

21 comments on “BUÑUELOS DE VIENTO

  1. Carmina para de ponerme los dientes largos que voy a rayar el parqué !! con lo que me gustan a mi los dulces típicos de estas fiestas. De las gachas y las batatas ya se encarga mi madre. Venga que me animo con estos buñuelos !! los huesos de santo para otra vez.

    bss
    Afri

  2. oy oy oy Carmina!!!!.. me pierden! Los huyo eh?? no te creas porque me comería todos de una atacá… pero ¡¡¡me encantan!!!
    Un besote!

  3. Pues si Carmina las confiterias están a pleno rendimiento. El novio de mi sobrina es pastelero y dice que están a tope de trabajo, entre los huesos de santo y los buñuelos, y que ya están empezando con los dulces navideños se les esperan jornadas de duro trabajo. Pero que mejor que hacerlos en cantidades pequeñas y en casa. Es mas sano, igual mas económico y muy entretenido.
    Besinos

  4. Que bien te han salido!!!!! yo los intenté una vez y los llamé churribuñuelos del churro que me salieron, jajajjajaj Me encantan!!!! te cogería unos cuantos para desayunar, que todavía no he desayunado y me hacen ruido las tripas, jajaja Un beso

  5. Qué bueno Carmina! a mi también me gusta jugar a que tengan diferentes rellenos para experimentar sabores, esto me viene desde que compró pasteles en tu tierra, los hojaldritos de Guarroman, me encanta que sean de muchos sabores y probar todos.

    Un saludo,
    Felipe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.