Reclutas, los bocadillos más típicos de Jaén

Reclutas

Los Reclutas no son sólo bocadillos. Son una de las tapas más castizas de Jaén.

Y a mí me encanta prepararlos en casa.

Son tan simples como suculentos: Unos bollitos de pan, fritos y rellenos de unas rodajas de tomate y anchoas. Y ya está.

Bueno, «ya está»…, si el tomate es dulce y jugoso.

Si las anchoas son de calidad.

Y si el pan se fríe en aceite de oliva virgen extra.

Si. Aceite de oliva virgen extra. Y a ser posible, de variedad picual o cornicabra.

  • Porque aunque no lo creas, es el que más aguanta las altas temperaturas sin degradarse. Esto se debe a que es una grasa monoinsaturada y es más fuerte a la oxidación.
  • Sus propiedades saludables: antioxidantes, polifenoles, etc… se transfieren al alimento que se fríe. Además, forma una película alrededor del alimento, haciendo que éste conserve su humedad y no absorba tanta grasa. Haz la prueba: fríe la misma cantidad de un alimento en aceite de oliva virgen y en cualquier otro de semillas, y pésalos después. ¡Te vas a sorprender!
  • En el caso de las verduras, éstas potencian su capacidad antioxidante y sus compuestos fenólicos. Pero cuidado: el aceite de oliva es una grasa, y como tal, ¡tiene calorías!
  • Si crees que le da mal sabor a los alimentos (la eterna discusión…) te aseguro que no es así. Por desgracia (o por suerte) al calentar el aceite de oliva a más de 60º, los flavores (sabores y olores) se pierden. Puede ser que amargue un poco, pero desde siempre he visto a mi madre, y a mis tías echar una cáscara de limón o naranja y freírla, si iban a freír un dulce (les llamaban «deshaumar» el aceite). Y si era un alimento salado, freían un ajo, un casco de cebolla o simplemente un trocito de pan. A veces, incluso, echaban un trozo del alimento a freír (por ejemplo, una patata) y la desechaban una vez frita. ¡Y se acabó el amargor! La fritura va a estar más rica porque se potencia el sabor del alimento.
  • Lo que sí es cierto, es que si fríes con aceite de cualquier semilla, no sólo va a saber «raro». Va a estar más pringoso y el olor a fritanga va a ser muy desagradable.

Bueno, podría estar un rato largo relatando y hablando del aceite de oliva, pero no os quiero aburrir.

Sólo os recomiendo que hagáis estos Reclutas, friais los bollitos abiertos por la mitad,  en aceite de oliva virgen extra, le pongáis unas rodajitas de tomate jugoso y un par de anchoas «de las buenas»,  y disfrutéis de uno de los mini bocados más ricos y castizos de Jaén.

 

Reclutas

¿Te gusta tapear? Pues a la vez que preparas estos Reclutas, puedes ir preparando estos Mejillones con vinagreta, unas Brochetas de gambas con emulsión de aguacate y picual, este carpaccio de calabacín, frutos secos y queso,  o esta deliciosa ensaladilla rusa de aove,. ¡QUE APROVECHE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.