Milhojas de verdura con queso y tapenade

Milhojas de verdura con queso y tapenade

Hoy comenzamos nuestro menú con estas increíbles Milhojas de verdura con queso y tapenade.

De pequeña, como a muchos niños, no soportaba ciertas verduras. Reconozco que era manía más que otra cosa, ya que mi padre es agricultor y todos los fines de semana y durante las vacaciones me tocaba trabajar en el campo.

Hay alimentos que hace muy poquito que he empezado a comer, como los espárragos verdes y las aceitunas negras. Pero ha habido otras hortalizas que siempre me han encantado, como las berenjenas.

Será porque mi madre siempre buscaba formas nuevas de prepararlas, además de fritas (no nos dejaba entrar a la cocina porque desaparecían de la fuente a la vez que las sacaba de la sartén), con ellas nos preparaba albóndigas, las rellenaba, hacía revueltos, hacía bocaditos rellenos … en fin, que la berenjena ha sido una de mis verduras preferidas desde siempre.

Y yo, al igual que mi madre, sigo buscando recetas nuevas para poder disfrutar de ellas.

Este es uno de esos platos “redondos”, porque lo tiene todo: fácil, delicioso y con una presentación de lujo.

Milhojas de verdura con queso y tapenade

Como todo, la calidad de sus ingredientes marca la diferencia.

El queso va a vuestro gusto: mozarella, queso fresco, tierno, lascas de queso curado…

Pero sobre todo, al ir en crudo, es imprescindible un aceite de oliva virgen extra. En este caso he utilizado el que me enviaron desde la Denominación de Origen Montes de Granada, obtenido en su mayor parte a partir de las variedades Picual , Loaime y Lucio. Esto hace que tenga múltiples connotaciones, ya que como sabéis, cada variedad tiene unas cualidades organolépticas diferentes.

Milhojas de verdura con queso y tapenade

El picor y amargor propios del picual queda suavizado por el dulzor y el frescor que aportan el lucio y el loaime, encontrando mil notas frescas, verdes, frutales, un sabor a nuez muy marcado ¡es increíblemente delicioso!

Para mí, este virgen extra es perfecto para acompañar verduras, tanto crudas como a la plancha, con embutidos ibéricos, salazones, quesos frescos (¡probad un requesón con nueces y un chorrito de este virgen extra!), yogures…

Y por supuesto en este plato, donde este AOVE consigue que junto al tapenade con anchoas, las verduras y el queso fresco, se convierta en un auténtico lujo.

Milhojas de verdura con queso y tapenade

¿Nos vamos a la cocina?

Cómo preparar las Milhojas de verdura con queso y tapenade, paso a paso:

Ingredientes:

  • 1 tomate grande
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • sal
  • 1 bola de mozarella o queso fresco
  • 50 g de aceitunas negras deshuesadas
  • 4 filetes de anchoa
  • Unas hojas de albahaca
  • 1/2 diente de ajo
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra, en mi caso de la DO Montes de Granada
  • Un puñado de piñones

Preparación:

Tostamos los piñones en la sartén.

Lavamos y cortamos en rodajas de medio centímetro, la berenjena y el calabacín, y los ponemos a la plancha o al horno con un hilito de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal.

Mientras, cortamos en rodajas del mismo tamaño, el tomate y el queso fresco o la mozarella.

Hacemos el tapenade triturando las aceitunas negras con las anchoas, un puñado de hojas de albahaca, el ajo y un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra.

Cuando la berenjena y el calabacín estén tiernos, montamos el plato, alternando capas de berenjena, calabacín, tomate y queso fresco. Yo puse dos capas de cada y me quedó una altura perfecta.

Coronamos con una cucharada de tapenade, un puñado de piñones tostados y un hilito de aceite de oliva virgen extra, adornando con una hoja de albahaca.

Y ya podéis difrutar de vuestra Milhojas de verdura con queso y tapenade ¡QUE APROVECHE!

Milhojas de verdura con queso y tapenade

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.