POTAJE DE GARBANZOS CON ESPINACAS




Este es otro de esos platos que nos ponen de tapa en un bar y hacemos palmas con las orejas. Y eso que es fácil y barato, y además, si trabajas, lo haces el día anterior y sólo tienes que calentar y servir. Así que no esperes a la Cuaresma para hacerlo. Por cierto, que cuando lo hago, tengo que hacer el doble de “tortillitas” porque aparecen “ratones” que se las van comiendo conforme las voy sacando, de manera que tengo que esconderlas si se las quiero echar al potaje….





Ingredientes (2 personas):
3 puñados de garbanzos puestos en remojo la noche anterior (yo suelo utilizar un bote de los de conserva, porque siempre se me olvida ponerlos a remojar)
1 bolsa de espinacas frescas o 100 g. de las congeladas (1/2 bloque)
1 ñora o pimiento choricero
3 ajos gordos
3 rodajas de pan
1 vaso de agua
1 huevo y un chorrito de vinagre

Para las tortillitas
2 huevos
miga de pan
1 ajo´
sal
perejil
bacalao desmigado desalado (opcional)
Preparación:
Cocer los garbanzos, (si son remojados la noche anterior) hasta que estén tiernos. Si son de bote, no hace falta.
Freímos los ajos, el pan y la ñora y lo majamos o batimos con un poco de agua y sal.

Sofreímos las espinacas y cuando están hechas, le añadimos el majado y los garbanzos, con un poco del agua de cocción (si los hemos cocido). Cocemos 5 minutos y añadimos las tortillitas, dejando que hierban un poco para que se empapen. Retiramos del fuego y le ponemos el huevo batido con el vinagre, removiendo bien para que no se corte.
Tortillitas:
Batimos los huevos con el ajo y el perejil. Agregamos la miga de pan y la sal, y si queremos, un poco de bacalao desalado desmigado. Las freímos y las escondemos para que no nos las “roben” hasta el momento de añadirlas al potaje. ¡QUE APROVECHE!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.