DORADA A LA ESPALDA… Y ALGO MÁS

Si, algo más como esas gambitas y esas almejas que alegran este plato. La dorada a la espalda es una de las formas más fáciles y buenas de prepararla: ajitos fritos, pimentón y chorrito de vinagre… mmmm!! qué delicia… Per si además se añadimos el marisquito, ya no sabrás para dónde tirar. En serio, es un plato altamente recomendable!!
Ingredientes:
1 dorada ( o lubina)
2 dientes de ajo
1/2 cucharada de pimentón de la Vera
5 cucharadas de AOVE
Un puñado de gambas
Un puñado de almejas
1 cucharada de vinagre
Preparación:
Le pedimos al pescadero que nos prepare el pescado abierto por la mitad, dejando la espina en el centro y si queremos, que le quite la cabeza.
Pelamos las gambas, y lavamos bien las almejas, para que suelten la arena.
Loncheamos los ajos bien finitos y los sofreímos en el aceite. Cuando empiezan a dorar añadimos el pimentón y seguidamente el vinagre. Dejamos que se evapore un poco y echamos las almejas. Cuando están abiertas, incorporamos las gambas, dejamos medio minuto, hasta que están hechas.
Mientras hacemos ésto, en otra sartén o en la plancha, echamos 2 cucharadas de aceite y cuando está caliente, ponemos el pescado, primero por la piel, que dejaremos “churruscar” un poquito y después por el otro lado, más o menos 3 minutos por cada lado, aunque a mí me gusta hacerlo a ojo: abres la carne con un tenedor para ver si está hecha, porque si se pasa, mejor come otra cosa….
Emplatamos el pescado y echamos por encima las gambas con las almejas. Finalmente espolvoreamos con perejil picado. ¡QUE APROVECHE!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *