REVUELTO DE BACALAO Y PIQUILLOS





Hoy os voy a enseñar un lugar de ensueño. Un lugar que parece transportarnos a finales del siglo XIX, rodeado de olivos y de historia. Un cortijo donde se unen dos almazaras: una antigua, convertida en museo vivo, y entremezclada con la moderna, la que utiliza las técnicas tradicionales de extracción de aceite, pero con los avances necesarios para conseguir la mejor calidad.

Se trata del Cortijo El Madroño, situado en la localidad de Martos. Allí fuimos a cenar con GastroAOVE2014, y cuando nos enseñaron las instalaciones, no esperaba ver esta joya.
Tiene un museo-almazara completo, con sus piedras de molino, sus ánforas, todo!
Los jardines y patios son increíbles y las caballerizas y el pajar, convertidas en salones, son una maravilla.


Precisamente en el pajar disfrutamos de una exquisita cena a cargo del Cátering Más Sabor, donde nos maridaron sus platos con una selección de AOVE’S y pudimos comprobar, una vez más, cómo éstos son un plus para nuestros platos, pasando de ser un ingrediente más a un condimento magnífico.








Por eso hoy he querido probar a realizar este revuelto, sencillo y humilde, y transformarlo en algo realmente supremo, utilizando unos hilos de AOVE VALLE DE RICOTE, de variedad picual. Es un AOVE dorado, maduro, frutado medio, con suave amargor y picante medio. Dulce, recuerda a las almendras y al plátano. 


Ideal para confitar un pescado, como el bacalao, o para aliñar unas verduras a la plancha. Por supuesto, al no ser excesivamente amargo ni picante, iría muy bien aderezando una mousse de chocolate o una macedonia de frutas.
Pero ésto es lo que me inspira a mí. Lo ideal es que lo probéis vosotros y descubráis vuestras preferencias.


¿Que cómo he hecho este revuelto? Aquí lo tenéis:

Ingredientes:
1/2 cebolla muy picadita
1 ajo machacado con perejil
200 gr. de bacalao desalado y desmigado
2 huevos batidos
2 pimientos del piquillo en tiritas

Preparación:

Pochamos la cebolla hasta que comienza a tomar color. Añadimos el ajo, damos unas vueltas (cuidado, que se quema rápido) e incorporamos el bacalao y los pimientos. Rehogamos un par de minutos y añadimos los huevos, revolviendo y procurando que quede jugosito. Servimos con tostas de pan, y unos hilos de AOVE VALLE DE RICOTE ¡QUE APROVECHE!!!

Gracias a  Gastro Andalusi y  Cocina con Ana, por cederme algunas de las fotos del Cortijo el Madroño y de los platos que disfrutamos.


21 comments on “REVUELTO DE BACALAO Y PIQUILLOS

  1. Cuando lo llaman oro líquido es que no hay cosa más cierta ¡¡¡qué color!!!!.. Te ha quedado un plato estupendo!!!

    Voy a echar un ojo a esa web.

    Besotes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.