BIZCOCHO DE MANZANA

Aunque no lo creáis, no soy muy dulcera. Todas las mermeladas que hago son para rellenar pasteles o bizcochos, mis desayunos son más de aceite, tomate y jamón, no me atrae un dulce para merendar…. pero después de comer, en ese momento que te sientas a echar una cabezadita en el sofá, me entra un “mono” dulcero horroroso.

Es cuando busco desesperada una onza de chocolate, una galleta, o un trozo de bizcocho.

Si os pasa lo mismo…. no os recomiento éste. Porque no vais a poder parar de “pellizcarlo”. 
Cuando lo hice, comencé con la clásica cuña pequeñita, para matar el gusanillo, vaya…
Y después vino otra…. y otra… y otra…. hasta que mi marido se levantó y quitó el bizcocho de la mesa…. ¡porque quedaba menos de la mitad!! 
Sabéis por qué, no? bizcocho suave, esponjoso, jugosito, con grandes trozos de manzana y canela…. uff!! una perdición!!

Ingredientes: 
1 yogurt blanco sin azúcar
120 gr. de azúcar
100 ml. de aceite de oliva virgen extra
3 huevos
180 gr de harina de repostería
1 sobre de levadura
1 pizca de sal
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de esencia de vainilla
2 manzanas

Preparación: 
Tamizamos la harina con la levadura y la canela
Pelamos las manzanas, las cortamos en cuartos y quitamos el corazón.
Precalentamos el horno a 200º.
Engrasamos un molde desmontable y lo espolvoreamos con harina, quitando la que sobre.
Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.
Añadimos el aceite, la esencia de vainilla y el yogurt y seguimos batiendo.
Incorporamos la mezcla de la harina y mezclamos hasta que quede bien integrado.
Montamos las claras con la pizca de sal, y cuando estén a punto de nieve, le vamos incorporando poco a poco la mezcla anterior, suavemente, procurando que no bajen mucho.
Volcamos la masa sobre nuestro molde “encamisado”.
Cortamos los cuartos de manzana a lo largo, lo más fino posible, sin llegar hasta abajo, procurando que no se nos deshagan, y colocamos sobre la masa, sin hundir demasiado (la masa subirá y puede taparlos).
Espolvoreamos azúcar y canela por encima y horneamos a 180º unos 40 minutos. (Pinchamos con una aguja para saber que está hecho.
Lo sacamos y dejamos enfriar. Cuando esté tibio, lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. ¡QUE APROVECHE!!

9 comments on “BIZCOCHO DE MANZANA

  1. Se ve delicioso, pero sí un peligro por lo menos en casa, mis hijos no lo probarían por eso de la manzana, pero mi marido y yo, nos pondríamos mano a mano, como dices tú y sin parar. A mi me encantan los bizcochos, a cualquier hora, y eso que tampoco soy de mucho dulce, pero los bizcochos y si llevan fruta me chiflan, besos!!

  2. Yo tampoco lo soy Carmina, pero en casa tengo dos golosos que me obligan a lidiar con la repostería que es lo que peor me sale jajaja. Este bizcocho a la par que rico queda bonito.
    Besinos

  3. Yo desayuno lo mismo que tú, y no soy muy dulcera… pero los bizcochos son mi perdición.
    Y éste tuyo, con la manzana, tiene que estar espectacular. Me gusta muchísimo.
    Un besote.

  4. Carmina los bizcochos y tartas de manzana son la perdición de mi marido. Te copio la receta porque siempre nos gusta probar recetas nuevas y diferentes.

    A mí me gustan los dulces poco dulces jajajajaja Soy muy rara, lo sé.

    ¡Besos mil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.