RESTAURANTE LOS SENTIDOS, LINARES

En la Calle del Doctor, nº 13, de Linares, se encuentra uno de los restaurantes de referencia de la provincia: Los Sentidos, regentado por el chef Juan Pablo Gámez Fernández.

Formado en la Escuela de Hostelería La Laguna, ha tenido una larga trayectoria pasando por los fogones de Casa Antonio, en Jaén,  Poblet (Quique Dacosta) y Casa Marcial (Nacho Manzano), estos últimos con dos estrellas Michelín.

En 2004 decide asentarse en su tierra natal, Linares y adquiere una casa que reforma y convierte en un acogedor restaurante, con cuatro salones distintos que mantienen la misma línea actual respetando la  personalidad del edificio.

Poco a poco se ha ido haciendo un hueco en la restauración andaluza, consiguiendo gran cantidad de premios, entre los que destacan el Premio Nacional Cuchara de Palo 2001, Mejor Restaurante de la Provincia de Jaén (concedido por la Asociación Gastronómica del Santo Reino), IX Premio Internacional de Cocina con Aceite de Oliva Virgen Extra “Jaén, Paraíso Interior” en la categoría “Mejor Jefe de Cocina”, Premio “Al-Andalus” de Gastronomía 2015, concedido por la Federación Andaluza de Cofradías Vínicas y Gastronómicas, entre otros.

Asímismo, tiene el reconocimiento “Big Gourmand” de la Guía Michelín, y un Sol en la Guía Repsol.

El restaurante está incluído en la marca OLEOTOUR, una iniciativa de la Diputación Provincial de Jaén para dar a conocer el mundo del aceite de oliva. Así, podemos encontrar una selección de los mejores aceites de oliva virgen extra, que podemos probar nada más sentarnos a la mesa.

Su cocina destaca por la fusión de la cocina tradicional andaluza  con la de autor, poniendo un sello propio que la hace singular, y utilizando materia prima de primera calidad y sobre todo, productos de la tierra, incluídos los vinos.
Así nos encontramos con tapas como la torta de maíz con cremoso de queso y alcaparrón, el Blody Mary Andaluz (sustituye el vodka por manzanilla y lo marida con picual) o el paté de perdiz con polvo de queso y avellanas.
Entre los platos principales, te aconsejo el Carpaccio de pez limón con cebolla morada, su escabeche y torreznos, que produce una explosión de sabores muy sorprendente. La Terrina de cochinillo deshuesada con salteado de manzana es de mis favoritos, ya que está muy crujiente por fuera pero increíblemente tierna por dentro.
Por supuesto, no puedes dejar de probar los andrajos rellenos de guiso de ciervo con trufas y trigueros, un bocado delicado pero muy sabroso.
Delicioso el arroz de manitas y pulpo con trigueros y anguila ahumada, que tuve la suerte de aprender a realizar el el showcooking que nos hizo Juan Pablo en Gastroaove.

Te aconsejo también el pollo de corral gratinado con perfume de palo cortado: se deshace en la boca y la salsa… mmm!!
Y la merluza con puntillón y caldo de calamar fue una sorpresa, porque el caldo tiene un sabor muy concentrado a mar,que le da mucho carácter al pescado.
Obligatorio dejar un hueco para el postre, porque son espectaculares. Y si no, mira éste: Leche, cacao, avellanas y aove: una esfera de chocolate con aove,  rellena de helado de leche, con polvo de avellanas y cacao, cubierta por unos explosivos Peta-Zetas. No necesitas más explicación, ¿verdad?
Para acompañar el café, puedes degustar unos petite fours a base de Hojaldres de Guarromán al aroma de cardamomo o unas Rocas de patata chips con chocolate y polvo de aove. 
El precio ronda los 35€, bastante asequible una vez vistas la elaboración y calidad en su cocina.

Si eres de Jaén, sólo tienes media hora de camino, y si pasas por la A-44, merece la pena hacer un alto en esta ciudad para disfrutar de uno de los mejores restaurantes de la provincia. ¡QUE APROVECHE!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.