DESCUBRIENDO “QUÉBOX” Y SU WEB “QUÉ PUEDO COMER”

Cada día más gente se sabe alégica o intolerante a algún alimento. Si a ésto le sumamos que en muchos casos, productos que creíamos libres de estas sustancias, las llevan camufladas entre sus componentes, la lista de la compra se convierte en un suplicio.
Yo misma he descubierto que, no presentando una intolerancia grave a la lactosa, sí que digiero mejor los productos libres de ella, por eso muchas veces me he puesto en el lugar de mis amigos y familiares que sí que lo son: para ir al supermercado tienes que hacer un máster, ya que en muchos casos, tu vida depende de ello. 
Para colmo, vemos que los alimentos específicos para intolerantes y/o alérgicos, duplican e incluso triplican su coste, con lo que la situación llega a ser casi insostenible.
Por eso, cuando los de la web Qué puedo comer contactaron conmigo para que les ayudara a difundir su página, no me lo pensé, ya que, aunque me estoy volviendo muy selectiva con las marcas y/o productos que publicito, en este caso se trataba más de una ayuda que una mera publicidad.
He paseado por su web y, sinceramente, la he visto bastante completa. Se trata de un buscador de alimentos en los que, una vez señalada el tipo de intolerancia y/o alergia te muestra los productos y marcas que puedes tomar, si bien marcan negativamente los productos que, aunque en sus ingredientes no aparezcan estas sutancias, la marca en cuestión no les ha proporcionado la información requerida por ellos.
Poseen cupones de descuento y promociones de productos que puedes descargarte y así ahorrar un poco en la cesta de la compra, lo cual se agradece bastante.
Además en su blog puedes encontrar artículos muy interesantes sobre alimentación, alertas en el etiquetado de los alimentos o incluso, recetas aptas para todos, por cierto, muy fáciles y ricas.

Y para completar su oferta, han creado QuéBox, una caja sorpresa en la que recibirás más de diez productos muy variados libres de gluten y lactosa, como salsas, bebidas, snacks, conservas, harinas, incluso chuches!. El ahorro puede llegar hasta un 50%, y lo mejor es que puedes probar artículos que quizás no conocías. 

En la QuéBox que me enviaron encontré dieciséis artículos de todo tipo, cupones y promociones de descuento,  junto con una ficha con los productos remitidos y lo más importante: una tabla de alérgenos de estos artículos, a mi entender, bastante completa . 

En general, mi valoración es muy positiva, ya que aunque no tengas estos problemas de intolerancias y/o alergias, seguramente sí tengas algún amigo o familiar que las padezca y que te han proporcionado un buen dolor de cabeza el día que los has invitado a comer… eso si no han tenido que venir con la comida “puesta”.
Entra por su Web, busca alimentos sobre los que tengas dudas y hazte con su Québox para sorprenderte con su selección de productos.

*Artículo patrocinado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.