Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

 

Llega el fin de semana y te invitan al campo para comer. Como te gusta la cocina, te apetece llevar algo pero estás de tiempo como de dinero, así que te pones a buscar una receta fácil  rápida pero que quede lo más resultona posible.

Y aquí es donde entro yo. Te propongo esta tarta brick de salmón y cebolla caramelizada. No sigas buscando y vete al super de la esquina, porque todos los ingredientes los vas a encontrar allí. Y no mires el tiempo porque te aseguro que en una hora la tienes lista, incluyendo el  horneado.

¿Lo mejor? Que puedes rellenarla como más te guste: salmón, bacon, champiñón, jamón, espinacas y piñones, incluso salchichón o salami en taquitos. También puedes cambiar la cebolla caramelizada por mermelada de pimientos o tomate. Y si no te gusta ese toque dulce (que a mí me encanta) simplemente puedes hacerla con el primer relleno.

También puedes hacer saquitos, paquetitos, loempias… Lo que tu imaginación y tus ganas te permitan, pero si vas mal de tiempo, esta tarta brick de salmón y cebolla caramelizada es lo más rápido.

Crujientes capas de pasta brick con suave relleno cremoso ¿Te la va a perder?

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada, paso a paso

Ingredientes:

  • Un paquete de pasta brick
  • 80 g de mantequilla derretida
  • 1/2 cebolla
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 200 g de salmón ahumado
  • 400 g de queso de untar, tipo Philadelphia (puedes poner mitad de este queso y mitad de mascarpone para darle más cremosidad)
  • pimienta y eneldo

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

Preparación:

Cortamos la cebolla en juliana, lo más fina que tu destreza te permita, y la sofreímos en el aceite de oliva virgen extra, hasta que comience a tomar color.

Añadimos el salmón ahumado y damos unas vueltas.

 

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

Ahora, incorporamos el queso crema y el mascarpone (si has decidido ponerlo), y condimentamos con pimienta y eneldo.

Vamos removiendo a la vez que se van derritiendo y mezclando los quesos con el sofrito, hasta que esté totalmente integrado. Apartamos del fuego y reservamos.

Pintamos un molde de cristal con la mantequilla derretida y ponemos una hoja de pasta brick.

 

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

La pintamos con mantequilla y seguimos poniendo y pintando hasta cuatro capas de pasta brick.

Volcamos el relleno de queso y salmón y extendemos.

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

Cubrimos con la cebolla caramelizada y tapamos con una capa de pasta brick.

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

Volvemos a pintar con mantequilla, y repetimos la operación,  cubriendo y pintando con el resto de pasta, que serán otras cuatro capas, terminando siempre pintando con mantequilla.

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

Ahora la horneamos en el horno precalentado a 180º durante 40 minutos, hasta que esté dorada.

Si ves que por abajo queda blanca, te aconsejo que pongas el horno con calor sólo abajo, durante unos 15 minutos, hasta que veas que ya la tienes perfecta.

Sirve templada, para que las hojas de pasta estén tan crujientes que tus invitados sean incapaces de esperar a que termines de partirla. ¡QUE APROVECHE!

Tarta brick de salmón y cebolla caramelizada

¿A que no puedes resistirte? Pues imagina la cara de los niños si te ven asomar con esta  Corona de hojaldre y salchichas . O lo que te van a aplaudir si llevas esta Tarta de higos, foie y queso de cabra  o esta Quiche de peras y roquefort… No me des las gracias… ¡Invítame!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.