PASTEL DE SALMÓN

Este es uno de esos platos que parece que te has pegado un trabajazo y que te hace quedar de miedo, y que resulta ser de lo más fácil y socorrido. Puedes complicarte la vida haciendo tú la mezcla del queso de untar con el ajo y el eneldo, o añadir directamente una tarrina de queso a las finas hierbas, o con roquefort si te gustara… en fín, que ésta es la base, pero como todo, puedes cambiarla a tu gusto

Ingredientes:
2 tarrinas de queso de untar
4 hojas de gelatina
1 ajo, pimienta y eneldo
2 rodajas de salmón fresco
huevas de lumpo
pan de molde
200 g. de salmón ahumado

Para adornar: huevas de lumpo, mahonesa, lechuga, huevo duro, pepinillos, alcaparras…..

Preparación:
Hacer el salmón a la plancha y poner en remojo la gelatina.
 En  un dedo de agua caliente, desleír la gelatina.Batir el queso con el ajo y el eneldo (o directamente usar una tarrina a las finas hierbas), añadir la gelatina líquida y desmenuzarle el salmón a la plancha, con cuidado de que no caigan espinas. Añadir las huevas de lumpo y remover con una espátula, para que el salmón no se desintegre por completo.
Forrar un molde alargado con las lonchas de salmón ahumado e ir poniendo capas de la mezcla de queso y de pan de molde (que antes habremos aplastado con un rodillo). Cuando hayamos completado el molde, tapar y poner encima algo de peso. Meter en el frigorífico unas 2 horas como mínimo.
Para servir, desmoldar el pastel y adornar con rodajas de huevo duro, con lechuga picadita, mahonesa, pepinillos, alcaparras… al gusto. ¡QUE APROVECHE!!!!

One comment on “PASTEL DE SALMÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.