Albóndigas en salsa de cebolla

Albóndigas en salsa de cebolla
Estas Albóndigas en salsa de cebolla, no son mías.
Se las debo a mi querido esposo, que de vez en cuando se mete en la cocina, y la verdad, se le da bastante bien.
Es un plato que su abuela hacía y que a él le encanta… y a mis hijas y a mí también, porque la salsa es de lo más mojeteable que hay.

Las albóndigas puedes hacerlas como más te guste, y con la carne que prefieras. A nosotros nos gusta con pollo y cerdo, y le añadimos jamón, y la verdad, tengo que tener cuidado cuando las he terminado de freír, porque van saliendo manos por todos lados y la mitad desaparecen.
Es un plato perfecto para hacerlo entre semana, porque al día siguiente sólo tienes que calentar y además está más rico.
Nosotros freímos las albóndigas el fin de semana y si no vamos a hacerles la salsa, las congelamos, y así simplificamos bastante el jaleo de la comida diaria.
¡Ve preparando pan y disponte a disfrutar de las albóndigas en salsa de cebolla, más simples y deliciosas!
Albóndigas en salsa de cebolla

Ingredientes de las albóndigas en salsa de cebolla:

Albóndigas:
  • 1 kg. de carne picada (500gr. de pollo, 300 gr. de cerdo y 200 gr. de jamón)
  • 3 dientes de ajo
  • colorante
  • perejil
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 3 huevos
  • sal , pimienta y nuez moscada
  • pan rallado (el que admita la masa sin que se quede demasiado seca)
Albóndigas en salsa de cebolla
Salsa:
  • 1 cebolla muy picada
  • 2 dientes de ajo machacado
  • perejil
  • una cucharada de harina (si quieres que la salsa quede espesita)
  • 300 ml. de caldo de pollo
  • sal y pimienta
  • azafrán en rama.

Preparación:

Albóndigas:
Batimos los ajos, el vino y el colorante y se los añadimos a la carne. Salpimentamos, echamos la nuez moscada y los huevos batidos. Mezclamos bien y añadimos el pan rallado hasta que se quede una masa que pueda trabajarse. También se puede sustituir por miga de pan remojada en leche.
Dejamos reposar unas horas. A nosotros nos gusta preparar la masa el día antes porque así coge más sabor.
Pasado éste tiempo, formamos las albóndigas y las freímos.
Hacemos la Salsa pochando la cebolla muy picada. Mientras majamos ajo, perejil y unas hebras de azafrán. Lo añadimos a la cebolla y antes de que se queme, echamos el caldo de pollo. Agregamos las albóndigas y dejamos cocer hasta que la salsa esté trabada y las albóndigas blanditas. (Si es necesario, añadir más caldo o agua). Salpimentamos y servimos las albóndigas en salsa de cebolla calientes, acompañadas por patatas fritas o menestra, pero sobre todo con un buen pan. ¡QUE APROVECHE!!
Albóndigas en salsa de cebolla

¿Te gustan las albóndigas? Entonces tienes que probar estas Albóndigas en salsa de almendras, o las Albóndigas de berenjenas con atún, y si quieres algo más especial, prueba estas Albóndigas tropicales, tan deliciosas que vas a repetir más de una vez.

7 comments on “Albóndigas en salsa de cebolla

  1. Bueno no, buenísimo. Si no fuera por él no tendría tiempo de trabajar en este blog. Y además…. cocina!!!! Gracias, guapa!

  2. Juas compi, que ricas están y eso que no las he probado, pero el bizcocho de hoy me han dado ganas de seguir comiéndomelo. Que manos tienes para todo. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.