Torrijas de vino dulce

 

Torrijas de vino dulce

 

¿Te imaginas emborracharte a base de torrijas?

Porque estoy segura de que más de un alma cándida ha tenido una siesta de tres horas, por las tres torrijas de vino dulce que se zampó después de comer y que estaban tan ricas, que «le nublaba la vista»… y el entendimiento
-Quizás de ahí viene lo de -«¡Vaya torrijón que lleva!»..

Según mi madre, el vino no se hervía, sólo se calentaba un poco para que tomara el sabor de la canela y la cáscara del limón.

Pero yo prefiero darle un hervor aunque sea de cinco minutillos, si no quieres:

  • Perderte la procesión del Jueves Santo (entiéndase en Jaén, «la de los Civiles» o la de la «Expiración»)
  • Si no quieres perderte esa sublime aglomeración en los bares
  • Perderte esos maravillosos codazos en la barra del bar (porque de mesas, ni hablamos)
  • Ese apoteósico cliente que poco a poco empieza empujando y haciéndose con un pedacito de barra, relegándote a que sólo puedas acercarte a tomar tu vaso, con el peligro de que cuando vuelvas a intentar dejarlo te encuentres el suyo en su lugar, y tengas que sostenerlo en una mano mientras que con la otra sostienes el plato con la tapa, dependiendo de tu pareja para poder saborear tan apreciado manjar (importante: no discutas con ella, o no la catas).

¡Ahh!! estos maravillosos días procesionales, que además este año se han aliado con el tiempo para echarnos de casa y disfrutar de estas increíbles experiencias gastronómicas…
Así que ya estás preparando las torrijas de vino dulce, y tú decides: con o sin alcohol… depende de tus planes para la tarde…

Torrijas de vino dulce
 

Cómo hacer las torrijas de vino dulce, paso a paso

Ingredientes (para 5 torrijas):

  • 5 rodajas de buen pan, del día anterior
  • 250 ml. de vino dulce (yo utilicé Pedro Ximénez)
  • 200 ml. de agua
  • 1 palo de canela
  • La cáscara de un limón
  • 2 huevos
  • Azúcar y canela para rebozar
  • Aceite de oliva virgen extra, para freir (aove)

Preparación:


En un cazo, pones el vino con el agua, la canela y la cáscara de limón, y dejas hervir 5 minutos, para quitarle el alcohol (en caso de que quieras quitarlo, porque si quieres que tenga su puntito canalla, sólo tienes que calentarlo y apartarlo del fuego en cuando rompa a hervir, para que se infusione)

Cuando esté templado, lo vuelcas sobre las rodajas de pan y dejas una media hora, hasta que se haya absorbido todo el líquido.

Pones a calentar el aceite de oliva virgen extra, y bates los huevos.

Cuando esté caliente, pasas las torrijas por el huevo batido y las fríes, dándole la vuelta para que se doren por ambos lados.

Pon tus torrijas de vino dulce en un plato con papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite, y aún calientes, las rebozas en una mezcla de azúcar y canela. Puedes hacer también un almíbar con agua y miel y cubrirlas con él. ¡QUE APROVECHE!!

Torrijas de vino dulce
¿Te gustan los postres de Cuaresma? Entonces seguro que conoces la Leche frita, o su prima hermana, la Crema frita, las Torrijas clásicas, y los dulces típicos de Jaén, como la Gallina en leche, de Porcuna, el Bollo de calabaza, de La Guardia, o los Panecillos en leche, que se hacen casi por toda la provincia. ¡QUE APROVECHE!

2 comentarios en «Torrijas de vino dulce»

  1. Pingback: Torrijas clásicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.