HELADO DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA PICUAL

Llevaba mucho tiempo queriendo subir esta receta porque la he hecho muchas veces, pero nunca había tenido el tiempo de grabarla ni fotografiarla para que vieras lo fácil que es.
Es un delicioso Helado de aceite de oliva, por supuesto virgen extra y que como lo iba a acompañar con salsa de chocolate con aove picual, también he querido utilizar esta variedad para su elaboración.
Y es que esta variedad se hace notar sobre la crema inglesa, no se pierde con su dulzor sino que lo realza a lo bestia. ¡En serio, es una maravilla!

Puedes utilizar la variedad que más te guste, y probar a acompañarlo con bizcochitos, frutas, etc… pero a mí me pones el chocolate delante y…
Te aconsejo que utilices una cosecha temprana porque tiene más fuerza, es decir, amarga y pica un poco más y se contrapone muy bien con el azúcar, aportando esos matices a hierba verde, a hoja de olivo, pero ya te digo que un maduro también es perfecto para ello.
Si quieres sorprender a tus invitados, no lo dudes, prepárales este helado y verás como te piden la receta y un tupper para llevarse lo que sobre a casa.
Ah! y si no te crees lo fácil que es, aquí tienes este mini vídeo:





Éstos son los detalles de la receta:


INGREDIENTES:
  • 6 yemas de huevo
  • 250 ml de leche evaporada
  • 250 ml de  nata
  • 60 gr de azúcar
  • 40 gr de azúcar invertido
  • una pizca de sal
  • 125 gr de aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

  • Bate las yemas con el azúcar y el azúcar invertido. Añade la pizca de sal.
  • Aparte, mezcla la leche evaporada y la nata, y calienta.
  • Antes de que empiece a hervir, aparta e incorpora la mezcla de las yemas, sin dejar de batir.
  • Pon a fuego lento hasta que comience a espesar. No dejes que hierva o se cortarán las yemas.
  • Aparta del fuego y deja que se enfríe, para que al verter el aceite de oliva virgen extra, no pierda sus cualidades organolépticas.
  • Una vez que hayas incorporado el aove, y esté bien integrado, tapa con film trasparente y: 
    • Si tienes heladera, lo reservas en el frigorífico para que se enfríe bien antes de mantecarlo.
    • Si no tienes máquina, lo metes en el congelador y lo remueves cada 40 minutos aproximadamente hasta que se cuaje. De esta forma no se te cristalizará.
Sugerencia de presentación: 
Puedes hacer una salsa de chocolate con nata, chocolate negro y aceite de oliva virgen extra, y ponerla en el fondo del plato. 
Sobre la salsa, sirve una quenelle de helado y espolvorea con barquillos desmenuzados o almendra garrapiñada.
¡QUE APROVECHE!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.