Tarta de queso y plátano

Las tartas de queso son mi perdición, porque son muy frescas, cremosas y no me canso de comerlas, pero si le añades fruta, como en esta tarta de queso y plátano, no esperes que la comparta con nadie.
La de hoy cumple con los requisitos necesarios para que, una vez que la prepares, la dejes en tu cocina y no la ofrezcas a tus invitados, porque realmente es una auténtica locura.

Puedes pensar que el plátano es pesado, pero ¡que va! le da su sabor pero al ser fría y llevar poco azúcar, entra como el agua. Aunque reconozco que la verdadera guinda del pastel esta vez es un plátano con salsa de caramelo. Si quieres un momento de gloria, te aconsejo que la sirvas en la mesa (sí, anda, no te la quedes para tí solo) y le vuelques la salsa de caramelo y plátano delante de todos. ¡Te aseguro que los vas a dejar K.O.! y si no, mira el mini vídeo y verás como te entran ganas irrefrenables de prepararla.
Cuando la sirvas, acompáñala por un vino dulce, como el que yo he elegido, este Semilla de Vinos Origen, un moscatel morisco muy goloso, fresco por su acidez,  con aromas y sabor a fruta fresca y por supuesto, al característico sabor a uva moscatel.
Si te sobrara un poco, prueba a acompañar un foie o un queso curado. ¡Ya estoy salivando sólo de pensarlo!

Pero ya te digo que no te va a sobrar, ya que servido fresquito, y con esta tarta, vas a ir rellenando tu copa y tu plato hasta que acabes con los dos manjares… Por eso mejor que tengas otra botella, esta vez escondida sólo para ti.

Ingredientes: 
 
Para la base: 
  • 70 gr de galletas
  • 30 gr de mantequilla
  • 70 gr de chocolate
Para la tarta:
  • 2 plátanos
  • 250 gr de queso crema o mascarpone
  • 2 huevos medianos
  • 60 gr de azúcar
Para la cobertura:
 
  • 2 plátanos
  • 60 gr de azúcar
  • 30 gr de mantequilla

 

 

Preparación:
 
  • Ralla el chocolate o tritúralo junto con las galletas y la mantequilla.
  • Forra un molde desmontable con papel de hornear y vuelca la masa de la base, extendiendo bien y procurando que quede compacta y uniforme. Reserva en el frigorífico.
  • Bate todos los ingredientes de la tarta: plátanos, azúcar y queso,  y añade los huevos de uno en uno sin dejar de batir.
  • Vuelca sobre la base que tenemos fría y hornea durante 50 minutos a 160º.
  • Cuando esté hecha (comprueba con una brocheta que es así) deja que se enfríe e introduce en el frigorífico unas horas.
  • En una sartén, echa el azúcar y deja que se derrita a fuego medio. Cuando comience a dorarse, añade la mantequilla y mezcla bien.
  • Corta los dos plátanos en rodajas y ve echándolas en la sartén para que se caramelicen, dándoles la vuelta para que se hagan por los dos lados. Aparta del fuego y deja que se enfríe un poco.
  • Para servir la tarta, desmóldala y vuelca los plátanos caramelizados, que estarán ligeramente templados.
  • Sirve tu tarta de queso y plátano inmediatamente. ¡QUE APROVECHE!!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.