Crema de pollo y verduras, una fácil y rica forma de entrar en calor.

Crema de pollo y verduras

 

Con el frío, no hay nada mejor que llegar a casa y tomar un plato de sopa o crema bien caliente, y la forma más fácil es con esta crema de pollo y verduras que hoy te traigo.

Como yo trabajo fuera de casa, la preparo la noche de antes: pongo todo a cocer en la olla a presión, termino de recoger la casa, lo trituro todo y además, siempre echo un poco más de agua para tener un caldito listo para tomar esa noche.

Al día siguiente, sólo tengo que ponerla a calentar mientras me cambio de ropa, y ¡listo!

Pero si quieres que tu crema de pollo y verduras se convierta en un festín, tienes que terminar el emplatado con un chorro de aceite de oliva virgen extra de cosecha temprana, que le va a dar unos aromas increíbles y un sabor excepcional.

Yo he elegido un multivarietal de AOVE Carrasqueño, de Alcaudete, Jaén, que lleva aceituna carrasqueña, picuda y picual, muy fresco, con flavores que te van a recordar a  la planta del tomate, la hoja de olivo y la cáscara de plátano. Cuando lo pones así, sobre la crema caliente, no te imaginas el espectáculo de aromas que desprenden.

Crema de pollo y verduras

Cómo hacer una reconfortante crema de pollo y verduras

Ingredientes: 

  • Una carcasa de pollo
  • Un cuarto trasero de pollo
  • tres patatas
  • tres zanahorias
  • unas pencas de acelgas
  • dos puerros
  • un nabo
  • sal
  • agua
  • aceite de oliva virgen extra

Preparación:

En una olla ponemos los huesos de pollo, la carne y las verduras troceadas, y cúbrelas con agua.

Dejamos cocer a fuego lento unas dos horas y media… ¡vaaaaaleeee!! Utiliza la olla a presión y en tres cuartos de hora la tendrás lista.

Cuando esté cocido, saca la carne y desmenúzala.

Retira las verduras y tritúralas con la carne, añadiendo el caldo necesario hasta conseguir la textura que más te guste para tu crema de pollo y verduras.

Si, al igual que yo, has puesto agua para poder tener caldo, ya puedes llenar tus tarros y congelarlos. Vas a tener una sopa riquísima o un buen caldo para enriquecer tus guisos.

Sirve con unos cuscurrones de pan frito o como yo, con unas tostas de pan con ajo, perejil y aceite de oliva virgen extra.

A la hora de servir, no olvides poner un chorrito de aceite de oliva virgen extra de cosecha temprana, para darle frescura, sabor y un aroma extraordinario.

 

Crema de pollo y verduras

¿Eres sopero o sopera como yo? entonces te gustará también la sopa de ajoblanco que hace mi madre, o la crema de cebolla a la cerveza, y si te gustan las especias, esta crema de calabaza con curry y jenjibre va a entusiasmarte.

¡QUE APROVECHE!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.