Espárragos esparragados, receta de Jaén

Espárragos esparragados

Hay guisos cuya base sirve para realizar numerosos platos. La receta de los espárragos esparragados, o guisados, típicos de Jaén, sirve para hacer lo mismo unas espinacas, acelgas, collejas, cardillos o unas habicholillas, o para un potaje de garbanzos con espinacas que, lejos de ser sólo un plato cuaresmal, se puede disfrutar todo el año.

Plato sencillo pero lleno de sabor, que en mi casa mi madre preparaba aprovechando esas verduras de temporada, donde, cómo no, el pan se hace imprescindible porque la salsa es realmente deliciosa. 

Recuerdo que mi madre lo comía con cuchara para evitar mojetear, pero reconozco que yo he sido incapaz de dejar de rebañar el plato con sopas de pan.

Lo mejor de todo es que para los que trabajamos fuera de casa, nos viene que ni pintado, porque se hace rápido y al día siguiente está todavía más rico. Así que prueba a hacer estos espárragos esparragados y verás como esta preparación se queda en tu recetario semanal.

Espárragos esparragados

Cómo preparar unos espárragos esparragados, paso a paso:

Ingredientes:

  • 500 g de espárragos verdes
  • un pimiento choricero
  • 2 dientes de ajo medianos
  • 2 rodajas de pan
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • 1 huevo
  • dos o tres cucharadas de vinagre

Espárragos esparragados

Preparación:

En el aceite de oliva virgen extra, freímos por separado,  los dientes de ajo, las rodajas de pan y el pimiento choricero (cuidado, que éste se hace muy rápido y puede quemarse.

Ponemos el pan en remojo y majamos el ajo y el pimiento con un poco de sal. Añadimos el pan y seguimos majando hasta que quede una pasta. Si quieres que quede más fino, puedes ponerlo todo en el vaso de la batidora y triturar con un poco de agua.

En el aceite que ha quedado en la sartén, freímos los espárragos con dos o tres cucharadas de agua, a fuego lento y tapados, hasta que estén tiernos.

Añadimos el majado y agua hasta cubrirlos, y dejamos que cuezan unos 5 o 6 minutos más.

Batimos un huevo y le añadimos el vinagre.

Apartamos los espárragos del fuego y poco a poco vamos vertiendo el huevo batido, sin dejar de remover para que no se corte el huevo.

Servimos nuestros espárragos esparragados inmediatamente. Puedes añadirle huevo duro picado o un poco de jamón.

Si vas a comerlos al día siguiente, añade el huevo batido justo antes de servir, para que no se corte al calentarlo.

 

Espárragos esparragados

De la misma forma puedes hacer unas espinacas o unas habicholillas (judías verdes), porque es una preparación tan fácil y rica que de cualquier forma está deliciosa.

Espárragos esparragados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.