Cogollos de lechuga a la cordobesa

cogollos de lechuga a la cordobesa

Hace años había una taberna en Jaén, “Los Velones”, en plena cuesta del barrio de La Alcantarilla, que era famosa por sus cogollos de lechuga a la cordobesa.

Este plato tan simple era el más demandado por su parroquia, y servía para abrir boca al resto de su carta.

Recuerdo ir cuando comencé a salir con el que hoy es mi esposo, e intentar hacerlos en casa sin obtener los mismos resultados, porque siempre echaba el vinagre en la sartén, junto con los ajos, de manera que nunca quedaban crujientes.

Y es que en cocina, como en el resto de las cosas, el ensayo-error es el mejor aprendizaje.

Por eso, hoy, que empiezo a conocer el mundo del aceite un poco, me gusta reservar la mitad de el virgen extra para añadirlo al final, y así no perder esa infinidad de olores y sabores que nos ofrece.

¿Por qué he elegido un picual? Porque para freír es el mejor, ya que no se degrada y se mantiene mucho mejor. Además, al ir con un ácido (el vinagre) cede parte de su amargor y picor, resaltando aún más el resto de flavores.

Te aconsejo que para este tipo de platos en los que lo vas a servir crudo, utilices un virgen extra de cosecha temprana, porque vas a encontrarte un intenso aroma a hierba verde, planta de tomate y cáscara de plátano, y cuando lo pruebes, a esos aromas se le añadirá un recuerdo a almendra verde increíble.

No le temas al amargor y al picor, porque en un picual de alta gama, normalmente se consigue que no sean desagradables, si no, al contrario, que sirvan para enaltecer el resto de sabores de tu ingrediente principal.

Puedes también añadirle media cucharadita de pimentón dulce, añadiendo su toque ligeramente punzante y una nota de color. ¡Un auténtico lujo!

Ya ves que esta ensalada de cogollos de lechuga a la cordobesa es muy fácil de preparar, pero te prometo que cada bocado será mejor que el anterior. Estoy segura que vas a hacerla tan a menudo como yo.

 

cogollos de lechuga a la cordobesa

Cómo preparar los cogollos de lechuga a la cordobesa, paso a paso:

Ingredientes: 

  • 2 cogollos tiernos de lechuga
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, de variedad picual
  • 2 cucharadas de vinagre
  • sal

 

cogollos de lechuga a la cordobesa

Preparación: 

Lavamos bien los cogollos de lechuga y los partimos en 4 partes cada uno. Sazonamos y reservamos.

Picamos los dientes de ajo en trocitos pequeños y los salteamos lentamente en dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Deben hacerse lentamente y hasta que empiecen a dorarse.

Retiramos los ajos y echamos en la sartén las 4 cucharadas de vinagre, evitando así que los ajos se ablanden.

Si nos gusta el pimentón, lo echamos justo antes de añadir el vinagre, para que se tueste un poco, pero rápidamente vertemos el vinagre porque si no, puede quemarse y amargaría mucho.

Aliñamos nuestros cogollos con los jugos de la sartén y le añadimos las otras dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra en crudo, manteniendo así todos sus flavores intactos.

Finalmente, le espolvoreamos el crujiente de ajo y servimos.

Ahora tú decides: te los comes con cuchillo y tenedor, o tomando uno a uno con las manos y disfrutando de esos jugosos bocados.

cogollos de lechuga a la cordobesa

Y después de esta ensalada, ¿por qué no sigues tu menú con un solomillo con soja y zumo de naranja y terminas con una sencilla copa de fresas, nata y chocolate?

¡Estoy segura que en casa vais a disfrutar de lo lindo!

Si tienes alguna duda, no dejes de preguntarme por aquí o en cualquiera de las redes sociales. ¡Estaré encantada de contestarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.