La Tarta de Stracciatella más fácil y sin horno

La Tarta de Stracciatella más fácil y sin horno

¡Os invito a La Tarta de Stracciatella más fácil y sin horno!

El pasado 18 de mayo fue mi cumpleaños. Mi hija estuvo desde la semana anterior buscando una tarta que me gustara pero que fuera capaz de hacer.

Como sabe que la nata y el chocolate me encantan, buscó y buscó hasta que se topó con esta tarta de Pecados de repostería, y como era bastante fácil decidió que esta era LA TARTA.

Le cambiamos la base, porque a mí me encanta la base de bizcocho, y como me quedaba un trozo de un  bizcocho de yogur casero, decidimos que era la base perfecta.

La Tarta de Stracciatella más fácil y sin horno

Entre las dos la fuimos preparando a la vez que la grabábamos (creo que ya tengo “heredera” en el blog y en el canal de YouTube)

Y así, aunque semi-confinados, pude soplar las velas, pidiendo un fuerte deseo y disfrutando de una tarta increíblemente rica.

Aquí os dejo el enlace a mi video receta, que como veis es muy fácil de preparar: 

Cómo preparar La Tarta de Stracciatella más fácil y sin horno, paso a paso:

Ingredientes: 

Para la base: 

Puedes elegir entre:

Para el relleno:

  • 500 ml de nata para montar
  • 200 g de azúcar
  • 4 yogures de stracciatella
  • 100 ml de leche
  • 8 láminas de gelatina
  • Chocolate negro en virutas (yo lo corté a cuchillo para que quedaran trocitos crujientes)

Para la cobertura:

  • 100 g de chocolate negro de cobertura
  • 80 ml de nata para montar
  • 20 g de mantequilla
  • virutas de chocolate blanco, para adornarla
Preparación:

Forramos la base de un molde desmontable de 20 cm con papel de horno, para que sea más fácil de desmoldar.

Lo cubrimos con la base que hayamos elegido: galletas, bizcocho genovés, soletillas, etc.

Remojamos la gelatina en un poco de agua fría y la dejamos 5 minutos para que se ablande.

Calentamos la leche y añadimos la gelatina, removiendo hasta que se diluya del todo, y dejamos enfriar.

Una vez que haya enfriado un poco, añadimos los yogures de stracciatela y el chocolate troceado, mezclando bien.

Montamos la nata con el azúcar, y vamos incorporando poco a poco la mezcla anterior, hasta que esté bien integrada.

Volcamos esta mezcla en nuestro molde, aplanando bien la superficie, procurando que quede lo más lisa posible.

Dejamos unas horas en el frigorífico, o mejor, hasta el día siguiente.

Si quieres que quede semi helada, puedes meter un par de horas en el congelador, antes de servir.

Para adornarla, preparamos la ganache de chocolate: troceamos el chocolate para la cobertura, añadimos la nata y la mantequilla.

Lo calentamos en el microondas 40 segundos a potencia media (600w) y removemos bien hasta que quede bien mezclado. Si está muy caliente, deja que enfríe a temperatura ambiente.

Antes de desmoldar, puedes cubrir con el chocolate, o si quieres darle un aspecto más rústico, cúbrela una vez desmoldada, dejando que caigan pequeños chorreones por los laterales.

Ahora sólo queda hacer las virutas de chocolate blanco, raspando con un cuchillo el lateral de la tableta, y poniéndolas sobre la tarta.

¡Ya puedes disfrutar de La Tarta de Stracciatella más fácil y sin horno!

La Tarta de Stracciatella más fácil y sin horno

Para el verano, apetecen tartas fáciles que no necesiten horno, como esta Tarta de coco, esta Tarta de mousse de chocolate rellena de profiteroles, esta Tarta de mousse de dulce de leche, o esta Tarta de queso con mermelada de frutos rojos. Todas son deliciosas ¡y muy fáciles!

¡QUE APROVECHE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.