Tarta con forma de perrito para niños

 

tarta con forma de perrito

 

Hace unas semanas el hijo de mi sobrina cumplió un año, y al igual que en su bautizo, le regalé la tarta.

Teniendo en cuenta que tienen tres perras y no sé cuántos gatos, y que el niño “comparte” con ellas juegos y comida, pensé que una tarta con forma de perrito era ideal para él. Pero reconozco que no soy muy ducha con el fondant, ya que no es santo de mi devoción, por lo que estuve buscando alguna que fuera con crema o frosting de queso, que en casa se lo comen a cucharadas.

Y así fue como di con esta página web de productos pero que también tiene recetas. Y entre ellas, esta y otras tartas de animales con sus plantillas para realizarlas. (La plantilla te la puedes descargar en “Expert Tips”, en esa página)

patron-tarta-perrito

Aviso de que son muy grandes. Cuando imprimí y monté la plantilla me di cuenta de que no tenía una bandeja lo suficientemente grande para montarla y le quité un centímetro por todo el perímetro. Aún así tuve que montarla en una tabla de cortar… Tendré que comprar una bandeja tamaño industrial, porque no quedó ni un trozo. Bueno, la verdad es que éramos unas 30 personas, ¡lo normal, vamos!…

El bizcocho es el famoso Bizcocho de yogurt de toda la vida, aunque hice tres cantidades en dos planchas de horno.

Lo calé con almíbar y lo rellené con mermelada casera de fresas y el frosting de chocolate, del que también hice dos cantidades y a un tercio del total le puse más chocolate para tener los dos colores.

Una vez relleno, puse las plantillas y con cuidado, fui recortando las partes, para después montarlas sobre mi “bandeja” como un puzle.

tarta con forma de perrito

Con una boquilla de hierba, la fui cubriendo, con cuidado de no mezclar los dos colores.

tarta con forma de perrito

Unos cacahuetes chocolateados, como ojos y dedos pequeños; unas almendras chocolateadas, como nariz y dedos gordos; y unos “espaguetis” rojos con un “hueso” para el collar, convirtieron mi tarta en un adorable perrito que daba pena cortarlo… los dos primeros minutos. Porque después ¡nos lo zampamos en un abrir y cerrar de ojos!

tarta con forma de perrito

Con los recortes de la tarta y el frosting que te quede, puedes hacerte unos cake pops riquísimos. Así que aunque aproveches algún trozo para el desayuno o el café del día siguiente, no dudes en hacerlos.

Y esto es todo. La verdad es que es entretenida pero no difícil. Esta es la primera que hago y no esta mal, ¿verdad?

tarta con forma de perrito

Si estás buscando tartas fáciles para sorprender a los niños, mira mi Tarta Balón de Fútbol, mi Tarta de cerditos o la reina de las tartas: la Tarta de galletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.