Torrijas clásicas, las de toda la vida

Cómo hacer torrijas clásicas. Las de toda la vida.

Torrijas clásicas

Mucho se ha hablado de las torrijas clásicas, un postre de aprovechamiento para pobres. Con él se intentaba paliar la falta de alimento, que en Cuaresma se veía incrementado por la prohibición de comer carne, aunque ya en época romana, Apicio hablaba de un postre muy parecido, una rebanada de pan remojada en leche almibarada, aunque no hablaba de rebozarla en huevo.

En realidad, antes de que se asociara a la Semana Santa, era uno de los reconstituyentes para las recién paridas, junto a una copita de vino dulce, costumbre que aún hoy, se sigue haciendo en muchas casas. De hecho, recuerdo que uno de los regalos que recibí cuando tuve a mi primera hija, fue una botella de Quina San Clemente… lo que me lleva a comprender eso de que “los niños de antes no eran tan espabilados como los de ahora”…

Torrijas clásicas

Aunque las torrijas clásicas son  muy fáciles de preparar, hay que tener en cuenta lo más importante: el pan.

Hoy encontramos panes especiales para torrijas, incluso aromatizados con limón  y canela, con una miga consistente pero que empapa bien.

Sin embargo, yo sigo prefiriendo la barra de pan clásica, la candeal, que aunque es difícil de encontrar, para mi gusto es la mejor. Debe ser como mínimo, del día anterior para que haya perdido humedad y se empape bien sin desarmarse. Si no encuentras este pan, una barra de pan blanco con un par de días también servirá.

El pan muy poroso, como el de chapata, no te lo aconsejo, ya que su miga no absorbe bien el líquido y quedarán secas y duras.

En cualquier caso, sí que te recomiendo que utilices aceite de oliva virgen extra, de las variedades picual o cornicabra, que como he explicado muchas veces, son las que más aguantan las altas temperaturas de la fritura sin degradarse, creando una capa alrededor del alimento que hace que se absorba menos grasa y queden mejor.

En cuanto a la cobertura, eso lo dejo a tu gusto: simplemente con azúcar y canela, o con un almíbar hecho a parte iguales con miel y agua, y reducido hasta que tenga una consistencia melosa, son las mejores para mi gusto. Aunque las he probado con chocolate y…

Torrijas clásicas

Cómo hacer torrijas clásicas:

Ingredientes:

  • Una barra de pan
  • Un litro de leche
  • 130 g de azúcar
  • La cáscara de un limón
  • Un palo de canela
  • aceite de oliva virgen extra para freir, de variedad picual o cornicabra
  • 3 huevos
  • azúcar y canela o almíbar hecho con una reducción de agua y miel

Torrijas clásicas

 

Preparación:

Calentar la leche con el azúcar, la cáscara del limón y el palo de canela. Cuando comience a hervir, apartar del fuego y dejar enfriar para que infusione.

Cortar el pan en rodajas de unos 2,5 centímetros de grueso y ponerlas en una fuente amplia, para que no tengan que montar unas sobre otras.

Una vez que la leche esté templada, volcarla sobre el pan y dejar que se absorba, durante unos 15 minutos aproximadamente.

Calentar el aceite de oliva virgen extra.

Batir los huevos y pasar por ellos las rebanadas de pan, justo antes de introducirlas en el aceite caliente.

Una vez fritas, dejar escurrir sobre papel de cocina.

Rebozar con azúcar y canela en polvo, o bien sobre un almíbar hecho con agua y miel.

Y ya sólo queda disfrutar de nuestras torrijas clásicas, con una copita de vino dulce o una taza de chocolate. ¡Que aproveche!!

 

Torrijas clásicas

¿Te gustan las torrijas? No dejes de probar las Torrijas de vino dulce o los super deliciosos Rollitos de torrija rellenos. Pero si estás pensando en sorprender, estos Trampantojos de torrija van a dejar con la boca abierta a tus invitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *