Patatas al ajillo pastor, receta de Jaén

Patatas al ajillo pastor

El ajillo pastor es una salsa que se utiliza en la provincia de Jaén para guisar tanto unas patatas como carne.

Este aliño lo hacían los pastores en el campo, al fuego, y lo utilizaban con conejo, pollo, cordero, o con unas simples patatas.

Si las patatas al ajillo pastor están ricas, probad a hacerlo con carne: vais a mojetear y a rechupetearos los dedos de lo lindo! Para ello sólo tenéis que freír la carne, y cuando esté tierna añadir el majado igual que en esta receta. La única diferencia es que tendréis que tomarlo con mucho pan. Mucho. Hasta dejar el plato limpio.

Como todos los platos tradicionales, es muy asequible y sencillo, pero la mezcla de especias y el semiescabeche que lleva lo hace realmente excepcional.

Las patatas al ajillo pueden ser tanto una guarnición como un plato principal si en el último momento le pones unos huevos y tapas la sartén para que se cuajen con las patatas.  ¿A que ya estás pensando en la comida de mañana?

Patatas al ajillo pastor

Cómo hacer las patatas al ajillo pastor:

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • una cucharadita de pimentón
  • una cucharadita de orégano
  • una cucharadita de cominos
  • tres dientes de ajo
  • sal
  • 1/2 vaso de vino
  • 1/2 vaso de vinagre
  • 1 vaso de agua
  • 2 huevos (opcional)

 

Patatas al ajillo pastor

Preparación:

En un sartén con el aceite de oliva virgen extra, freímos las patatas cortadas en rodajas finas con un poco de sal, hasta que estén casi tiernas.

Majamos en un mortero los ajos con el pimentón, los cominos y el orégano y los incorporamos a las patatas. Para que se sofría mejor, hacemos un hueco en las patatas y lo sofreímos allí.

Lo mezclamos todo y añadimos el vino y el vinagre, dejando reducir lentamente para que las patatas tomen todo el sabor y terminen de cocerse.

Si vemos que quedan muy resecas, vertemos un vaso de agua y seguimos cocinando unos minutos.

Ya tenemos listas nuestras patatas al ajillo pastor, pero si las tomamos como plato principal, podemos cuajarle dos huevos mientras terminan de hacerse, tapando la sartén para que cuajen bien.

Patatas al ajillo pastor

Os aseguro que cuando las probéis os van a gustar tanto que vais a repetirlas muchas veces, porque estas patatas al ajillo pastor están deliciosas. ¡QUE APROVECHE!

Patatas al ajillo pastor

Puedes probar otros platos con patatas, como las Patatas en ajopollo, las patatas a la importancia, las Patatas con tomate, o las Patatas al ajilllo de mi madre. Son platos tradicionales de Jaén, muy sencillos pero que os van a hacer perder la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.