Ensaladilla rusa con aceite de oliva virgen extra arbequino

Ensaladilla rusa con aceite de oliva virgen extra arbequino

La ensaladilla rusa es uno de los platos más versátiles de la cocina española. Yo la he probado sólo de gambas, con la verdura en trocitos o chafada, con perdiz en escabeche, con lomo de orza, con mahonesa de trufa… lo bueno que tiene es que como la haces tú y te la comes tú, le pones lo que más te gusta.

En casa nos gusta mucho esta ensaladilla rusa con aceite de oliva virgen extra arbequino y con encurtidos muy picados, mucho atún y gambas o langostinos cocidos.  Pero siempre con mahonesa casera.

La mahonesa nos gusta con aceite de oliva virgen extra, pero de variedad arbequina. La arbequina es una aceituna pequeñita y redonda que ofrece un aceite muy suave, sin apenas amargor ni picor, muy aromático y dependiendo el trabajo del maestro de almazara, la zona de la plantación o el sistema de cultivo,  puede tener notas a manzana, plátano, hierba verde, pero sobre todo, lo que lo caracteriza es su sabor a almendra. Yo he probado arbequinas que parecían más un aceite de almendras que de oliva. Es perfecto para repostería, mayonesas, ensaladas o verduras a la plancha.

Ensaladilla rusa con aceite de oliva virgen extra arbequino

Algunas veces he hablado de las propiedades saludables del aceite de oliva virgen extra. Es el único que se puede llamar zumo de aceituna, porque es así. Se obtiene por procedimientos mecánicos, sin utilizar química alguna, por lo que todas las propiedades del fruto quedan intactas.

Al tener un alto contenido en ácido oleico, rico en ácidos grasos monoinsaturados, esta mahonesa, al contrario que la preparada con otras grasas vegetales, lejos de perjudicarte si tienes colesterol, te va a ayudar a mejorarlo, ya que aumentan el colesterol bueno (HDL) y disminuye el malo (LDL)

Además es rico en antioxidantes, vitamina E, provitamita A… que ayudan a tus células a retrasar su envejecimiento.

Si te digo esto no es para venderte aceite de oliva, si no para que cuando te comas tu ensaladilla rusa hecha con aceite de oliva virgen extra, tu “pepito grillo” no te machaquee la conciencia por las calorías que te estás tomando (ojo, que las tiene, al fin y al cabo es una grasa) pero ya que te rindes a ella, que sea con una mahonesa mucho más deliciosa y sana que si la preparas con otra grasa vegetal.

Ensaladilla rusa con aceite de oliva virgen extra arbequino

Cómo hacer la ensaladilla rusa con aceite de oliva virgen extra arbequino, paso a paso

Ingredientes:

  • 1kg de patatas
  • sal
  • 200 g de gambas cocidas
  • 2 latas de atún en aceite de oliva, bien escurrido
  • 80 gr de encurtidos picados
  • aceitunas sin hueso
  • tiras de pimiento morrón
  • dos huevos duros.

Mahonesa casera:

  • 1 huevo grande
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra de variedad arbequina
  • sal
  • vinagre o limón

Ensaladilla rusa con aceite de oliva virgen extra arbequino

 

Preparación:

Cocemos las patatas hasta que estén blanditas. Las pelamos y cortamos en trocitos o machacamos con un tenedor.

Una vez frías, le añadimos las gambas peladas (reserva algunas para adornar), los encurtidos, atún, aceitunas, y algunas tiras de pimientos rojos en trocitos.

Prepara la mahonesa batiendo los huevos con sal y vinagre o limón y añadiendo poco a poco el aceite de oliva virgen extra arbequino. Yo le añado más sal de lo normal porque se disuelve mejor en la mahonesa que si se la echo directamente a la patata.

Mezclamos la ensaladilla con la mahonesa y removemos hasta que esté bien integrada. Probamos de sal y emplatamos, adornando con tiras de pimiento, huevo duro, aceitunas y las gambas reservadas.

Sirve acompañada de picos de pan, patatas fritas o cortezas de trigo. ¡Ah, y no olvides la cerveza!

 

Ensaladilla rusa con aceite de oliva virgen extra arbequino

Para completar una cena de picoteo, prepara este Bizcocho de calabacín, bacon y queso,  este precioso y rico  pastel de pan de molde con salmón y aguacate , este simple hojaldre relleno de tapenade, tomates secos y queso de cabra, y por supuesto, la tapa de primavera más famosa en Jaén, el Panaceite con habas, bacalao y rábanos. Todos ellos sencillos y que puedes preparar con antelación. ¡QUE APROVECHE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.