Patatas en ajopollo, receta tradicional

Patatas en ajopollo, receta tradicional

El plato de hoy es uno de esos que nos transportan a la casa de nuestras abuelas, a la olla puesta en el amor de la lumbre, olla que parecía que nunca se sacaba de allí.

Es típico de las provincias de Jaén, Granada y Almería, aunque cada casa le da su toque incorporando azafrán, cominos, laurel, incluso tomate y pimiento verde. Hay también quien lo acompaña con sardinas o boquerones, pero lo que nunca he visto es el pollo. Bueno, en realidad sí que lo lleva, aunque sólo sea en el caldo con el que se cuecen las patatas.

Patatas en ajopollo, receta tradicional

Es cierto que en un principio este caldo era sólo agua, ya que lo del pollo era una trola que las madres le contaban a sus hijos para que se comieran las patatas, en espera de encontrar debajo tan preciado manjar.

Con el tiempo, al igual que muchos platos, se enriqueció con el caldo de pollo o de cocido, y se le añadieron los huevos.

Lo cierto es que es un plato muy rico, reconfortante para el frío, fácil y barato. ¿Quieres más?

Aquí te dejo mi mini vídeo. Dura sólo un minutito, pero lo dejo bien explicado.

Patatas en ajopollo, receta tradicional:

Ingredientes para cuatro personas:

  • 4 patatas medianas
  • 2 zanahorias
  • un puñado de almendras
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 rebanada de pan
  • 1 litro de caldo de pollo o cocido
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • 4 huevos

Patatas en ajopollo, receta tradicional

 

Preparación:

Ponemos el aceite de oliva virgen extra (a.o.v.e.) en una cazuela y echamos las almendras, que sofreiremos hasta que estén doradas. Las sacamos y reservamos en el vaso de la batidora.

Hacemos lo mismo con la rebanada de pan, y la cebolla con los ajos.

En la misma cazuela, echamos las patatas y las zanahorias troceadas, añadiendo más a.o.v.e. si fuera necesario.

En el vaso de la batidora, donde tenemos los otros ingredientes sofritos, echamos un poco de caldo de pollo, y lo trituramos, y el resto de caldo, lo añadimos a las patatas.

Dejamos que éstas cuezan unos 20 minutos, hasta que estén tiernas. Volcamos el majado y dejamos cocer otros 5 minutos.

Cuando las patatas estén a punto, rectificamos de sal y vamos incorporando los huevos con cuidado de que no se rompan.

Una vez cuajada la clara (pero no la yema), emplatamos y servimos inmediatamente.

Patatas en ajopollo, receta tradicional

Si te gustan los platos tradicionales, esos que en tu niñez veías en casa de tu abuela y que tu madre sabía hacer de rechupete, prueba los Andrajos, jarapos o guiñapos, las espinacas esparragadas o los Galianos, todos perfectos para estos días de frío. ¡QUE APROVECHE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *